Tendencias

Se hizo un tatuaje, no le gustó y se lo sacó con un rallador de queso




En lugar de recurrir a una cirugía láser, el joven usó la famosa herramienta de cocina para eliminar el diseño de su piel. Un amigo compartió la historia en Twitter y se volvió viral.

¿Cirugía láser? No, un rallador. Por insólito que parezca, un joven de 21 años usó cómo método para quitarse un tatuaje el popular utensilio de cocina, en lugar de acudir a un lugar especializado en este tipo de procedimientos.

Fue uno de sus amigos quien compartió en Twitter la increíble historia, que ya cosecha casi 80 mil likes. Más tarde, publicó también el resultado de la peligrosa intervención casera y generó comentarios de todo tipo.

El protagonista del episodio viral explicó sus dos razones: además de estar disconforme con el diseño, tenía intenciones de inscribirse en la Policía de Seguridad Aeroportuaria y temía no poder ingresar por tenerlo a la vista.

“Me dolió y sangró muchísimo. Tenía que vendármelo constantemente y colocarle desinfectante y antiséptico. A la semana fui a un hospital y me dieron la vacuna antitetánica”, contó. Y aseveró: “No se lo recomiendo a nadie”.

Aunque el hecho tuvo lugar en 2017, fue el último 30 de septiembre cuando su amigo Matías Costa lo publicó en las redes y desató una revolución. Luego de que varios incrédulos aseguraran que la historia era mentira, el mendocino envió un video a la cuenta humorística de Instagram “es_por_ahi” en el que muestra el brazo ya cicatrizado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

EL MUCHACHO DEL TATUAJE Y EL RALLADOR, UN AMIGO DE LA CASA❤️ Amigo de hace muchos años!

Una publicación compartida por Humor / Memes / Shitposting (@es_por_ahi) el

 





Don`t copy text!