martes, noviembre 12, 2019
Tendencias

¿Por qué los seres humanos no tenemos cola?

Los perros se la persiguen, algunos reptiles tienen la capacidad de regenerarla si la pierden, los lemures la tienen muy larga, otros la tienen muy corta… ¿Por qué los seres humanos no tenemos cola? Desde que los seres vivos evolucionaron hace 500 millones de años han ido asumiendo todos los roles imaginables: las aves la usan para dirigirse en el aire, las serpientes de cascabel para ahuyentar a los depredadores o los geckos para almacenar grasa.

Pero para la mayoría de los mamíferos tiene un propósito más importante: el equilibrio. Sin embargo, a medida que miras el árbol evolutivo de los seres humanos, las nuestras han desaparecido. Los gorilas tampoco las tienen, ni los chimpancés o cualquier otro simio. Para entender por qué, echa un vistazo a cómo caminamos. Algunos primates se van agachados en diagonal contra el suelo. Otros, como los gibones o nosotros podemos hacerlo completamente erguidos.

¿Por qué la perdimos?

Una investigación sugiere que nuestros antepasados la perdieron dos veces durante su proceso evolutivo. Los resultados, publicados en la revista ‘Current Biology’, no solo ayudan a explicar por qué las personas no presentan movimientos similares a los perros sino que también aclaran el por qué todos empezamos nuestras vidas con una que desaparece gradualmente.

Leé también  Estas son las diez series más vistas de Netflix en Argentina

Según la directora de la investigación, Lauren Sallan, las colas se remontan a los primeros antepasados vertebrados. «Sería muy difícil deshacerse de ellas por completo sin generar serios problemas de adaptación y desarrollo. Así, los peces y los humanos han tenido que detener su crecimiento dejando la cola ‘enterrada’, como las “piernas” de las ballenas», asegura.

En nuestro caso, la hemos perdido con la evolución.

Nuestra forma de movernos elimina totalmente la necesidad de tener una. Aunque una cabeza humana pesa unos 5 kilos, se asienta en la parte superior del cuerpo, no delante, por lo que no necesitamos un contrapeso. De todas formas, observa la columna vertebral humana: puedes ver que los últimos huesos están parcialmente fusionados. Ese es tu coxis, todo lo que queda de nuestra cola.

Fuente: El confidencial
La Municipalidad de Ramallo continúa con la construcción de la Escuela Técnica en esa localidad.…