Tendencias

El Papa Francisco convertirá en Santo a un joven de 15 años




Se trata de Carlo Acutis, conocido como “el ciberapostol de la Eucaristía”, que falleció en 2006. A principios de 2020, Jorge Bergoglio le adjudicó un milagro y será beatificado tras hallarse su cuerpo incorrupto.

El Papa Francisco beatificará al joven italiano Carlo Acutis el próximo 10 de octubre en la localidad de Asís, luego de que la Iglesia Católica le adjudicará al adolescente un milagro ocurrido a fines de 2010, en Brasil.

El chico de 15 años es conocido como el “ciberapóstol de la Eucaristía” y yace vestido “incorrupto” con un jean y una chomba, junto con su rosario en las manos, desde que una leucemia le quitó la vida el 12 de octubre de 2006.

Su historia

Carlo Acutis nació el 3 de mayo de 1991 en Londres, Inglaterra, donde vivía con su familia por motivos laborales y más tarde se trasladaron a Milán, Italia, en donde adolescente pasó toda su vida predicando su fe través de videos y textos en internet para sus pares.

El comienzo de su carrera santa tuvo lugar cuando tomó su Primera Comunión, que lo motivó a ser ayudante de la parroquia de su pueblo cuando tenía 11 años. Según cuenta la gente de la comunidad en donde vivió, Acutis era un genio de la informática, además de tener vocación para predicar.

La misión de Acutis, desde que comenzó su prédica, fue la de querer mostrar al mundo los milagros eucarísticos de los santos y beatos de la Iglesia Católica. El adolescente tenía como propósito recolectar por todo el mundo los datos y signos, así como las huellas y objetos que corroboraran fehacientemente aquellos milagros más reconocidos por la comunidad católica.

Carlos Acutis, el adolescente que será beatificado por el Papa Francisco

Viajó por todo el mundo para comprobar milagros

Para ello, Carlo, con la ayuda de sus padres, realizó una investigación iconográfica. “Tuvimos que hacer varios viajes para obtener las fotografías de los lugares al extranjero, sobre todo en Europa, porque cuando él empezó a trabajar en la muestra internet todavía no estaba tan difundido y, por lo tanto, no se podía encontrar toda esta documentación”, relató su mamá, Antonia Salzano al portal ACI Prensa.

Salzano afirmó que fue una gran ayuda que su hijo hablara varias lenguas, como inglés y francés, porque eso “le permitió documentarse con bibliografía extranjera”, en la que cita prácticamente todos los “milagros eucarísticos reconocidos por la Iglesia a lo largo de los siglos”.

Además, su madre destacó que Carlo reunió mucho material iconográfico de las parroquias de varios países, ya que él consideraba que “la gente necesita ver los signos, las fotos y las pinturas” para entender y creer realmente en los milagros católicos.

De esta manera, Acutis recorrió lugares como Rusia, Estados Unidos, América Latina, Australia y países asiáticos como Filipinas, Vietnam, Corea, Sri Lanka, India, países de Oriente Medio, África y Europa, para documentar todo lo que pudiese.

Según el portal católico, Acutis desarrolló un “kit para hacerse santo”, que estaba compuesto por la Misa, la Comunión, el Rosario, la lectura diaria de la Biblia, la confesión y el servicio a los demás.

Según indica el sitio web italiano Famiglia Cristiana, antes de saber que estaba enfermo, el joven grabó un video donde dijo que si moría estaba “destinado a morir” y que le gustaría que lo enterraran en Asís.

¿Cuál es el milagro por el que Carlo Acutis será beatificado?

El 12 de octubre de 2010, en conmemoración de los cuatro años de la muerte de Acutis, un abuelo y su nieto asistieron a la capilla de Nuestra Señora Aperecida, en Campo Grande, en el estado brasileño de Mato Grosso del Sur.

Según el portal Campo Grande News, el párroco Marcelo Tenorio, vicepostulador de la causa de Carlo Acutis, relató que en el momento de la bendición con la reliquia de él, se acercó un chico que tenía una enfermedad llamada páncreas anular.

Esta enfermedad consta de una anomalía congénita de ese órgano, que le provocaba vómitos constantes al chico, con la consecuencia de no poder adquirir los nutrientes necesarios. De esta forma, si la enfermedad no era curada con rapidez, le causaría la muerte.

Así, al pararse en la fila junto con su abuelo para recibir la bendición de la reliquia de Carlos Acutis, el chico le pidió “dejar de vomitar” y desde entonces, ya no volvió a hacerlo. Luego, pruebas médicas realizadas en febrero de 2011 revelaron que el chico estaba completamente curado.





Don`t copy text!