Tendencias

Alberto Fernández, presidente y padrino

En la noche de ayer jueves, Soledad Villamayor de 38 años, oriunda de la ciudad de Berisso, fue mamá por séptima vez de un hijo varón en el Hospital Policlínico San Martín de la Capital bonaerense.

Por tradición y de acuerdo a la ley 20843 el pequeño debería ser apadrinado por el presidente que esté a cargo de la primera magistratura nacional al momento del nacimiento, por lo tanto Alberto Fernández tendrá un nuevo ahijado desde anoche.

La madre sólo tuvo hijos varones y este será el séptimo, lo cual por costumbre la habilita para que el niño obtenga los beneficios que prevé la ley promulgada en 1974.

Sólo falta que se le haga saber a Presidencia de la Nación de esta situación que ya tuvo muchos antecedentes antes y después de que la ley entrara en vigencia hace casi 50 años.

Soledad Villamayor fue primeriza a sus 17 años y su hijo más grande tiene 21 años, lo cual le da un promedio de 1 bebé varón cada 3 años desde 1999 hasta ahora.

La tradición de los séptimos hijos tiene sus raíces en la gran inmigración rusa en Argentina y en la creencia de que el séptimo hijo varón es hombre lobo y la séptima hija mujer bruja.





Don`t copy text!