lunes, enero 20, 2020
Sociedad

Tito Montes: un paciente con un “Plus”




La salud de Tito Montes mejora y la familia agradece la solidaridad de todos los vecinos de Ramallo que de alguna u otra manera se interesaron y están colaborando para que esto sea posible.

Rocío Giménez, su mujer, realizó una publicación donde detalló el origen de toda la situación que como familia les tocó pasar y que aún continúan atravesando. No dejemos de apoyar a quien lo está necesitando. Hoy es Tito y mañana nos puede tocar a nosotros.

Comunicado sobre la salud de Tito:

“El pasado 16 de abril Rubén se descompuso en casa y fue llevado al Hospital J. M. Gomendio dónde recibió las primeras atenciones. El cuadro empeoró. Tuvieron que sedarlo y ponerlo rápidamente bajo asistencia respiratoria mecánica. Luego fue trasladado en tiempo y forma a la Clínica Ntra Sra. del Rosario en San Nicolás.
Los minutos se hicieron eternos, el diagnóstico inicial fue crudo: ACV hemorrágico. Con el pasar de los días y tras varios estudios el diagnóstico se fue haciendo cada vez más difícil de entender y de escuchar…. Parecía el capítulo de una serie norteamericana.
Finalmente y tras tomar decisiones a contra reloj lo llevan a Rosario, al Instituto Cardiológico Rosario (ICR) porque los médicos habían descubierto que semejante lesión tenía orígenes vasculares y en esa institución trabajaba uno de los mejores neurocirujanos vasculares que podía llevar el caso adelante. Informe a informe, la situación no mejoraba y las opciones se diluían. Tito necesitaba un empujoncito… Le debíamos esa ayuda y los especialistas así lo entendieron.
El 24 de abril ingresó en la Unidad Terapia Intensiva del Sanatorio Parque. El diagnóstico estaba en su punto máximo: “ACV hemorrágico secundario a malformación arteriovenosa dural de alto flujo. Coma neurológico y otras cositas en cerebelo y tronco encefálico”. No es necesario que les aclaremos lo que esto significaba. Las chances eran ínfimas, por así decirlo. Lo único que podía salvarlo era un MILAGRO y así fue. Dos días después lo intervienen durante cinco largas horas. No sólo fue un milagro, el empujoncito del que les hablamos al principio, sino que la mejoría fue tan rápida y notoria que aún los escépticos neurocirujanos reconocieron en él a un “paciente con un plus”, un plus de vida, un plus de fe, un plus de esperanza…
Y aquí es dónde toman protagonismo TODOS USTEDES. Aquellos que oraron, rezaron, pensaron en positivo, que nos enviaron su fuerza y sus buenas vibras. Ustedes que se acercaron para brindarnos un abrazo, una oración, un aporte económico, un vehículo para ir a verlo media hora a una sala fría, ajena y repleta de alarmas como suele ser una terapia. Ustedes que comprendieron que la situación era extremadamente crítica y que a veces, la vida puede tornarse injusta.


La ayuda llegó en todas las formas en que puede materializarse. Familia, amigos, compañeros de trabajo, jefes, conocidos y desconocidos nos tendieron una mano y lo siguen haciendo porque el milagro sigue en marcha…
Siguiendo con la crónica, el 10 de mayo, Tito empezó su tratamiento en Plus Vita, un Centro de Neurorehabilitación de la ciudad de Funes. Para los que se preguntan cómo sigue, les comentamos que pronto, en pocos meses lo van a ver de nuevo por Ramallo y todo va a ser una anécdota triste, pero con un final feliz, un final que demuestra que los milagros existen. DIOS NO ABANDONA Y LA FE MUEVE MONTAÑAS… Y aunque suene a frase hecha “por algo las cosas suceden”, con el paso del tiempo seguramente entenderemos que todos tenemos una misión que cumplir… Cada uno de nosotros puede tener sus propias creencias y algunas veces dudamos de todo, nos flaquea la fe y olvidamos el valor de estar vivos… y sanos. Hasta que te encontras en el pasillo de una clínica compartiendo lágrimas con personas que ni conoces y que tienen familiares con pesares iguales o peores que los propios y te das cuenta de que EL VASO ESTÁ MEDIO LLENO, no medio vacío…

Próximo Festival

“Para ir terminando, les cuento que actualmente, al estar en los primeros pasos de su rehabilitación, Rubén necesita estar acompañado por sus afectos, razón por la cual se viene el segundo festival. Los gastos diarios que la familia está atravesando van más allá de los ahorros que podíamos tener. Sí bien optimizamos todos los recursos, el combustible y algunos gastos imprevistos se llevaron todo nuestro capital y lo que se recaudó en el festival del 5 de mayo. 
Necesitábamos aclarar este último párrafo porque sabemos que la vida diaria está difícil para todos. No es la intención abusar, ni mucho menos. Es más, la familia entera está para ayudar a quién sea que pase por una situación tan crítica porque sin querer fuimos ganando experiencia…
Los dejo con el lema que nos acompaña desde ese martes 16 de abril: “LA FE ES LA CERTEZA DE LO QUE SE ESPERA, LA CONVICCIÓN DE LO QUE NO SE VE”.
Gracias de corazón
. Familia Montes”.

Este fue el comunicado que como familia público su mujer en las redes sociales.





Este sábado y domingo, se jugará una nueva jornada del Torneo Apertura Gustavo Turco Martín,…
Don`t copy text!