sábado, abril 20, 2019
Sociedad

La lección de los chicos a los grandes




Un grupo de adolescentes dedican sus tardes a limpiar la ciudad, sin banderas políticas y con una gran conciencia ecológica.

Desde hace muchos años, los filósofos tratan de definir, estereotipar, encajonar a una generación que llegó al mundo para romper prejuicios y paradigmas, con una mirada crítica hacia la Sociedad que los antecede y una visión de hacer algo al respecto. En el foco, entre otras cosas, está el daño que se le ha hecho al mundo en materia ambiental, lo que ha generado un sinfín de películas, libros y programas de TV pero que no han logrado cambiar algunos hábitos nocivos como tirar basura al piso, derrochar el agua o evitar reciclar.

Pamela (18 años), Rocío (17) y Agustín (20) son algunos de los representantes locales con los que esa generación se manifiesta con hechos concretos. Junto a otros amigos y vecinos han decidido hacer algo al respecto y fundaron un Movimiento Verde que persigue el objetivo de entregarle a las generaciones futuras un Ramallo más limpio. En los estudios de Estación NBA FM 88.9, se presentaron como chicos a los que los mayores no los escuchan y que más allá de esto, cuentan con el apoyo de sus padres para llevar adelante acciones espontáneas que buscan un mundo mejor.

“Nos dimos cuenta que hay muchos lugares muy sucios en Ramallo, espacios que utilizamos para pasar el día, tomar mate o simplemente para disfrutar un momento con amigos. El cambio climático es una realidad y aunque algunos no nos crean porque somos chicos, nos juntamos por Whatsapp en un lugar y levantamos la basura que otros tiran”, resume Pamela.

“Tenemos más de 40 personas comprometidas con esta causa y no nos interesa la política ni prejuzgar a la gente que se sume, en tanto quieran ayudar a limpiar nuestra ciudad”, indicó Rocío en Es Ramallo, el programa que conduce Matías Rosa en la mencionada emisora de lunes a viernes a las 8:30.

Este Movimiento Verde le está enseñando a la gente a pensar diferente, pero no desde un manifiesto o un discurso, sino desde los hechos. Porque son vecinos a los que les duele esquivar los desechos de las mascotas, la falta de tachos de basura, los juegos rotos de una plaza, la mugre enterrada cerca del río. Les duele y hacen algo al respecto.

Para sumarse -indicó Agustín- a esta movida, pueden comunicarse con ellos a través de Instagram (@ramallounido), Facebook (@Ramallo pueblo) o Whatsapp (+3407402232).





José Sánchez, el entrerriano que había devuelto 500 mil dólares…