Sociedad

“Hacer memoria es volver a pasar por el corazón”

Sabrina Gullino Valenzuela Negro, nieta recuperada 96, participó de una charla con alumnos de la escuela primaria N°6. Ex alumna del establecimiento, hizo un recorrido por su historia, como recupero la identidad, y como fue empezar una búsqueda de su hermano mellizo que aún continúa desaparecido.

“Fue una actividad muy emocionante, una está acostumbrada a dar charlas en las escuelas, y la verdad que lleve una alegría enorme, de haber estado en mi escuela primaria, ver a los hijos de mis antiguos compañeros, yo fui a dar una charla de identidad y me termine enfrentándome a eso. Hacer memoria es volver a pasar por el corazón, volver a lo que viví. En la escuela primaria está muy viva la memoria”, cuenta Sabrina.

“Mis viejos nos contaron, a mí y mi hermana desde chiquitas, que habíamos sido adoptadas. Fue una adopción de buena fe, a medida que le preguntando nos iban contando. Cuando yo me entero de todo esto fue por una citación judicial, que llego en noviembre del 2008, a nuestra casa de Ramallo, citando a mi papa a un juzgado Federal en Paraná, en una causa denominada Trimarco. Buscamos en internet, y descubrimos que había un represor que había dicho que a la hija de Raquel Negro la habían dejado en un convento de Rosario, a fines de marzo del ´78. Así fue que viajamos a Paraná, allí me sacan una muestra para el ADN. Unos 20 días después nos entregan el resultado, y da un 99,999% que era familiar del grupo Valenzuela Negro. Ahí conocí a Sebastián, mi hermano mayor, quien era el que me había estado buscando todos estos años,  junto a los compañeros de HIJOS Paraná, con todas las causas e investigaciones. Conocí a mi familia, los Negro, que viven en Santa Fe y a los Valenzuela que viven en San Juan. Fue muy fuerte todo, la construcción de la identidad no es algo que está limitado, o terminado, sino que es todo el tiempo, y todos vivimos el conflicto de lo que es la construcción de nuestra identidad. Fue muy fuerte saber, también, de que había un hermano mellizo que tenía que buscar”, repasa Sabrina su historia.

Consultada sobre la búsqueda del Melli, y como quedo la causa judicial, explica que “el año pasado tuvimos la última parte que nos faltaba, que era juzgar a los responsables civiles de la apropiación mía y de mi hermano, que eran los médicos de mucha trayectoria, y muy poderosos, que eran responsables de que hoy el melli no estuviera con nosotros. Una enfermera declaro que vio al dueño del Instituto Privado de Pediatría de Paraná, Miguel Torrealday, entrar con el mellizo y sospechamos que lo llevo a otro hospital que tenía injerencia este médico”.

Por esta causa, los médicos Miguel Torrealday, Jorge Rossi y David Vainstub, titulares del Instituto Privado de Pediatría (IPP), fueron juzgados por los delitos de robo de bebés y sustitución de identidad durante la dictadura, en el caso de los hijos mellizos de los militantes desaparecidos Raquel Negro y Tulio Valenzuela.

“Cuarenta años de historia en una persona parece mucho, pero en la historia de un país es poco. Y por eso es muy importante que se den estas instancias de memoria, de verdad y justicia, porque es dejar un antecedente de que estos crímenes de lesa humanidad, que es un genocidio perpetrado por agentes del estado, y eso no puede pasar nunca más”, remarco Sabrina ante la espera de tantos años para llegar a la justicia, y seguir buscando a su hermano.

Sobre la llegada de esta fecha, el día de la Memoria, Sabrina describe: “Es duro, pero es una lucha colectiva. Estamos siempre tratando de construir un camino, de construir la memoria. Esta fecha, el 24 de marzo, esta para ejercitar la memoria, pero con el paso de los años, ir viendo lo que paso, poder dialogar con el pasado reciente. Pensar y poner las cosas en su lugar, cuales son los sentidos de la historia. Y ver como algunos aspectos de la historia se vuelven a repetir, ese objetivo de la dictadura, de implementar un modelo económico que afecto a toda la sociedad pero enriqueció a los mismo de siempre. Y compararlo con lo que sucede hoy, y como se dan esos mecanismos de destrucción del entramado social a partir de cuestiones económicas, de la mano de un plan de ajuste y represión. Tener ese pensamiento crítico de donde vienen esas acciones de poder. Los mismos que en el pasado vuelven a jugar hoy, con los medios de comunicación cercando la realidad”.





Don`t copy text!