Inicio Sociedad El Gimnasio del Club Paraná ya tiene nombre

El Gimnasio del Club Paraná ya tiene nombre

El 1 de diciembre, el actual Presidente la Instrucción, Hugo Mastroianni, entrego al socio Carlos Mariuzzi, la resolución que bautizó al Gimnasio del Club con su Nombre.  Mastroianni, una generación menor que Carlos Mariuzzi, uso palabras como “héroe” y habló de otros valiosos socios que acompañaron a Mariuzzi. Lo hizo en el acto que se realizó para homenajearlo.

“Que me haya tocado ponerle el nombre de Carlos Primo Mariuzzi a la estructura más grande de la institución, y al gimnasio deportivo más grande de Ramallo, fue un verdadero honor”, declaro a Ramallo informa.

El presidente en su discurso en la fiesta del deporte, antes de citar la actualidad del club, hizo referencia al homenaje:   “todos sabíamos que Carlitos Merecía el reconocimiento, pero los detalles eran imposible que la conozca, yo soy de la edad de su hijo,  por lo que investigué en 30 años de actas de aquella época, del 60 al 90. El merecido reconocimiento salta a la vista solo con leer un poco. En esas actas quedaron grabadas las cientos de intervenciones de Mariuzzi, como presidente, muchas veces como miembro de comisión o incluso como socio sin cargo, defendiendo la institución con uñas y dientes. Realmente me asombro leerlo.”

“Por supuesto, eso es historia, momentos, y decisiones. Pero en las actas no se puede leer algo intangible que va más allá de las actuaciones: la extraordinaria visión de futuro que tuvo Mariuzzi y que logró convertirla en realidad. Como tampoco se puede leer, sino entre líneas, el valor para meterse en un desastre financiero-legal  y evitar la bandera de remate en el club.”

“Creo que lo que no se lee, tiene mas valor aun.”

“En un acta no se describe la lucha, el desgaste personal, lo que uno deja, lo que uno pone, o el costo que paga por cada paso que da. Realmente creo que hay que tener mucho coraje para asumir la responsabilidad sobre el club cuando nadie lo quiere dirigir en tiempos de crisis, es como agarrar una braza con la mano. Y Carlitos agarro dos veces una braza, y las apagó a ambas.  Con todos los serios riesgos legales y económicos que debieron estar en juego,  y ni hablar el riesgo personal que asumió, porque, lo haya pensado o no, el costo que pagaría si los esfuerzos no hubieran dado el resultado que dieron, habría sido muy pesado. Y se animó de todas formas. Pero tampoco se quedó ahí. Tras sacar al Club del pozo, encaro el gimnasio, un desafío colosal.  Lo termino y volvió al llano, como cualquier otro socio.  Me produce admiración.  Creo que el Homenaje tardó demasiado.”

 

LOS OTROS HÉROES:

“Carlitos es un héroe en la segunda mitad de la historia del club, el más visible y corajudo, por lo menos visto desde este extremo de la historia. Pero sería injusto no mencionar a otros “héroes” que aparecen  y aparecen y aparecen en las acatas, siempre al pie del cañón. Socios de gran valor y amor por la institución, que acompañaron a Carlitos Mariuzzi, y que siempre ocuparon la humildad de los segundos puestos,  gente ha sido de  “fierro” y sin la cual Carlitos no hubiera podido sacar al club de los problemas, ni levantar el monstruo que es el parabólico.

Leé también  La UOM invertirá 12 millones en el Paseo Viva el Río

Y cuando me refería a esos otros héroes, no estaba tan equivocado. Algo que realmente me emociono, es que cuando le había entregado  el cuadro con la resolución del nombre del gimnasio, emocionado,  Carlitos dijo “debería estar acá Mario Cóceres”, refiriéndose a un gran socio que lo acompaño casi siempre,  un tipo al que sí conocí y mucho, otra extraordinaria persona de las que ya no quedan. A  esos otros socios no visibles, me estaba refiriendo.”

 

Sin haber compartido ni conocido sus gestiones de cerca, ¿qué tan difícil fue decidir firmar la resolución, y llevar adelante un homenaje muy postergado, y a alguien tan trascendente para el Club, cuando los separan casi 30 años?

“Decidirlo es una opción, una obligación, diría. No se porque tardaron tanto. Presentarlo en Comisión para darle forma definitiva, fue un gusto, y lo fue para todos.  Veníamos tratando problema tras problema, y tomarnos tiempo para dictaminar algo tan merecido, fue una oportunidad única para hacer un acto de justicia.  Encarar el  homenaje, eso fue muy difícil. El tipo fue un fenómeno y uno se siente como el que limpia los vidrios al comparase con él. Antes usé el termino héroe porque no encontré mejor metáfora, o no tan metáfora –hay muchísimo heroísmo real, genuino-, para describir su paso por el club.

Solo pensar que un grupo de socios de los que querían al club de verdad, vallan a buscarlo para que arme una comisión y saque al club del pozo, habla de la entrega de Carlitos Mariuzzi. Eso no pasa hoy en día. El que hace estragos, se valla o se quede, no pasa nada. Por eso me pareció que resaltar este nivel de compromiso, era lo más importante.

Yo nunca he tenido relación con Carlitos, y apreciarlo como héroe es una buena descripción que resume una gran lista de virtudes, horas quitadas a la familia, seguramente noches sin dormir,  un coraje asombroso para asumir riesgos, un temple enorme para pilotear tormentas, y valla uno a saber cuánto más puso, que a la distancia, solo él debe  recordar.

Estos homenajes valen la pena, nos recuerdan como deberíamos ser, y no se pueden dejar pasar”- finalizo el actual Presidente.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *