Inicio Sociedad Complicada la producción de soja debido a la humedad

Complicada la producción de soja debido a la humedad

Más de 20 días de alta humedad relativa, situación que activó en muchos casos la germinación de las semillas en las plantas de soja. Temen que las perspectivas de producción caigan aún más a causa de problemas de desgrane, brotado y desarrollo de enfermedades. Hay 3 millones de hectáreas comprometidas.

Las lluvias y lloviznas se han instalado desde la segunda quincena de abril, retrasando la recolección. Las lluvias se han vuelto más voluminosas y frecuentes en estos días de mayo.
Ya son más de 21 días de altísima humedad relativa con temperaturas records que han activado la germinación de las semillas en las plantas. Las posibilidades de desgrane, las enfermedades que se desarrollan y el brotado pueden traducirse en pérdidas de rendimiento, y, por lo tanto, en nuevos recortes.

Si bien el actual nivel de precipitaciones mejora el panorama para encarar la campaña triguera, la persistencia de las condiciones ambientales ponen en jaque a un 50% de las hectáreas de soja que restan por trillar.

Hoy la cosecha de soja está estancada en el 61% de avance, mientras que el año pasado ya superaba el 67%. De las 15,5 M de hectáreas implantadas con soja en la región pampeana, queda un 40% pendiente de ser cosechado. Y de esas 6,2 M de ha de soja sin levantar, hay 3 millones de hectáreas muy afectadas, confirmó la BCR.

Leé también  Se renovaron los aires de la UCR: Sandra Giorgini al frente

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario indicaron que en este momento no se puede calcular el impacto cuantitativo sobre la producción, aunque definitivamente se va a notar un efecto negativo sobre la calidad comercial de la mercadería.

Esperando que las labores de cosecha retomen fuerza, y despejen dudas, se mantiene la estimación de 37 millones de toneladas. Aunque hay algunos ajustes menores de rindes en diferentes regiones del país, se sigue partiendo de un rinde de 22,2 qq/ha, área sembrada de 17,96 millones ha y pérdida de superficie de 1,2 M de ha.
Los ajustes negativos que más se destacan fueron los de las provincias de Chaco y Santiago del Estero, llevándolos a 23,5 qq/ha (2,5 quintales menos que en la estimación de abril) y 24,5 qq/ha (1,5 quintales menos), respectivamente.

Comentarios cerrados