Sociedad

Cierre del taller de teatro del CIM Calcuta: “Caminando hacia un nuevo Mundo”

El pasado domingo 18 de noviembre se desarrolló el cierre del taller de teatro y música del Hogar Teresa de Calcuta. Con una “entrada a la gorra” y el sum de la Escuela Nº3 llenó, los jóvenes artistas comenzaron su actuación.

La jornada de teatro comenzó con la lectura y posterior entrega de la resolución emitida por el HCD declarando la obra “Romeo  y Julieta suspiraban lo mismo los dos” de interés municipal.

Esta redacción entrevistó a la profesora de Teatro Lucia Azzaretti quien guionó y direccionó esta brillante obra en la que además del teatro, también se articularon otras disciplinas artísticas como la música y el canto.

Lucia comenzó indiciando que ella trabaja en el Calcuta desde mayo de 2016 cuando decidió realizar un taller gratuito y público como retribución  a la comunidad de Ramallo por la beca estudiantil que el municipio le otorgaba para que pueda continuar sus estudios terciarios. “Cuando ingresé me choqué con toda esa realidad y pensé- Acá tengo un gran desafío, el de cumplir los sueños de estos pequeños artistas que no tienen la posibilidad como yo, de mostrarse- y los vi con tantas ganas y pasión (como ahora) que no los dejé nunca más. Estoy muy agradecida por el recibimiento que siempre me dan ellos, Marta (que es la auxiliar) y Andrea (que es docente y dirige el CIM), ambas son mujeres admirables”.

“A mi taller asisten 14 chicos que tienen entre 11 y 22 años Hay momentos donde cuento con espectadores que son de otros talleres y se suman a ver. Y también a veces cuento con los chicos que van al Taller de Música y el Profesor (Nahuel) que están atentos también a mis clases. Hay clases donde cuento con participación de más alumnos, pero que solo ingresan a probar la clase, y no se anotan para la muestra final”, indicó Lucia.

Consultada sobre cómo surgió la idea de sumarle a la actuación, la música y el canto la profesora contestó: “Recuerdo mi primera clase (iba los viernes a la tardecita, cuando terminaba de estudiar)…al verlo a Nahuel tocando la guitarra pedí que coordináramos con una consigna de entrada en calor, la cual consistía en hacer caminatas/stops/de repente incluir palabras, todo con una dinámica muy linda para empezar a conocerlos y  surgió en ese momento. Entonces lo seguí haciendo. Luego de eso les vendé los ojos a todos, para que sintieran la música y las palabras que decían, como las sentía Nahuel.

Nahuel siguió estando en mis clases.  El primer año, llegamos al 23 de diciembre poniendo en escena “El Fantasma de la Ópera” donde él lo protagonizó…y varios chicos que ahora están, hacían de los demás personajes. Ese día tampoco lo olvido, ni ellos. Tuvimos todo lo que necesitábamos para estrenar, armé un equipo de productores (con jóvenes que asistían a los talleres y ya por diciembre lo único que quedaba por ayudar y hacer era nuestra muestra final de Teatro).  Siempre trabajamos en conjunto con el taller de Música. Siempre coordinamos horarios y los chicos comparten el espacio de talleres. No me imagino al Teatro sin la Música. Siempre me gustó la unión que se genera entre estas dos artes. Nahuel comenzó siendo mi Alumno, y de él pude tomar la Música. Así me pasa con el resto, tomo lo que me brindan. Acepto que una obra puede dispararnos a muchos mundos y estoy atenta al momento de verlos improvisar en las clases previas a formar la obra, les dejo la libertad que ellos buscan para el decir, el mostrar y el ocultar también.

Desarrollo del taller

Les leo teoría, investigo mucho sobre musicales, sobre el teatro musical y siempre que puedo los escucho cantar y tocar instrumentos. Considero que varios de ellos están entrenados en cuerpo, en alma y también son grandes músicos, por qué no aprovecharlos y guiarlos a que lo demuestren así!!!

Este año empecé a fijarme en sus improvisaciones a principio de año (mientras a la par ensayábamos para los Juegos Bonaerenses, que fue el primer año que nos presentamos y ellos ganaron la experiencia de ensayar en el Auditorio y de participar)…

Cuando en las clases comencé a llevarles música de rock nacional y también se trabajaban en el taller de música, descubrí que las escenas podían surgir de ahí. Ellos son tan parecidos a Charly, a Fito, a Spinetta, a Soda, ellos tienen mucho de esas canciones…descubrí un parentesco entre el hogar y el rock nacional del que no me despegué y comencé a escribirlo en casa. Les llevé Romeo y Julieta, ya lo habíamos elegido en 2016, pero no hubo forma de que encaje con alguna producción, en ese momento teníamos otro tipo de grupo y no se generaban estas cosas aún… (Por más que El fantasma de la Ópera también tenga música en vivo, y haya sido un verdadero éxito). Esta vez fue algo distinto. Descubrí que tenía dos pandillas formadas dentro del grupo, con sus improvisaciones. Y lo escribí también. La historia de Shakespeare es tan actual como el rock, y mi Julieta no es para nada una clásica Julieta, pensé en el poder de una mujer diciendo las cosas de frente y así lo hizo…Romeo con todos sus líos en la cabeza, se salvaba con Julieta…

Las banditas de amigos con su Paz, su Desamor, su Enemistad, su Compartir, estaban en ellos desde siempre. La obra se les pareció en muchos casos y me lo comentaban. Disfrutamos de este proceso tan nuevo para todos. Y creo que después de haber pasado por tanto este año, esta  obra nos dio la solución a todo, nos sacamos los problemas de encima. Ellos llegaban, algunos con Andrea Biscardi (que siempre está y siempre me ayuda) otros a pie, en bici, en colectivo, todos a ensayar a su Escuela, sea sábado, o día de semana, de noche o de día, y nos poníamos tan felices de lo que estábamos generando que salió como lo esperábamos desde Julio (porque el proceso esta vez fue largo).

La puesta en escena se armó toda de manera reciclada, me ayudó un gran equipo de producción (destaco a Andrea, a Sonia, a Eliana, a David, a Micaela, a Nicolás, etc), aprendí mucho de utilizar lo que teníamos para armar una escenografía simple pero a la vez fuerte (La calle de la Sensación)” detalló la joven profesora.

Agradecimientos

Para finalizar Lucia Azzaretti, la profe de teatro del taller “CAMINANDO HACIA UN NUEVO DESTINO” expresó: “Estoy realmente agradecida a mucha gente que me preguntaba cómo estaba estos días, que me vio sufrir hace unos días la despedida de mi hermana mayor, pero creo que ella estuvo más que nunca conmigo el domingo 18. Ella sabía de mi trabajo, me decía que siga adelante con ellos, siempre me preguntaba qué estábamos por hacer. Fue mi primera música; la primera voz que escuchaba en mi flia, la mejor cantante…andaba siempre con su guitarra para todos lados. Esto fue un homenaje para su vida.

Estoy agradecida con Julia Sosa,  Diego Ramírez y a Maira Richiardelli quienes declararon nuestra obra de Interés Municipal, y se preocuparon por el Hogar y sus condiciones. No esperaba mejor premio para ellos, que son chicos tan valientes, que la vida que llevan merece ser premiada con este tipo de diplomas y el reconocimiento de la sociedad que fue a verlos en escena. No quiero dejar de agradecer también a LAURA VAZ, LUCRECIA MALDONADO, ATE, ROLO Y PICHÓN GAETO, FLIA GARCÍA/BISCARDI, FLIA AZZARETTI, PABLO TRISTAN, FAMILIAS DE LOS ACTORES, MARTA SABATTINI.

Actores y equipo de producción

No podemos finalizar esta redacción sin mencionar a los jóvenes que participaron de dicha obra: JONATAN PUCHETA, ALDANA BULLÓN, FLORENCIA RAMIREZ, MANUEL VARGAS, LUDMILA FERREYRA, ALEJO ACUÑA, ANA GONZALEZ, AGUSTIN RIOS, SOFIA GONZALEZ, MELANY MARTINEZ, FLORENCIA GENTA, FACUNDO RODRIGUEZ, NATANAEL LOPEZ, CARLA CÓCERES, CATALINA GALVEZ, NAHUEL ESQUIVEL.

En la producción participaron: ANDREA BISCARDI, SONIA NIZ, ELIANA DE LA SOTA, DAVID ORTIGOZA, NICOLAS CORREA, MICAELA GOROSITO, MILAGROS CAPPA, EMILCE GIRALDI, JORGELINA TOLINI.

Como diría Cerati: “Mereces lo que sueñas”

 





Don`t copy text!