Sociedad

Campaña solidaria en Sánchez: «Un ladrillo, un hogar»




Cada vez son más las familias que pierden o no consiguen trabajo a raíz de esta pandemia. El frío se viene con todo y como siempre los sectores más humildes de la población son los que se ven grandemente afectados. Gracias a Dios Ramallo cuenta con una sociedad muy humana y solidaria, que ante estas situaciones sabe empatizar y ponerse en el lugar del otro.

Con la iniciativa de diferentes vecinos de Sánchez, se lanzó la campaña “UN LADRILLO, UN HOGAR”, en principio surge para ayudar a una familia que se encuentra viviendo en una construcción muy precaria realizada con madera, lona y chapa.

Es una familia que hace 5 años se radicó en Villa General Savio (localidad conocida como Sánchez) y  tienen una hija de 9 años la cual fue noticia semanas atrás tras haberse descompensado y requerir asistencia médica. Al ingresar al hospital se la contempló uno de los caso  «sospechoso de covid-19», pero luego fue descartado tratándose de otra situación de salud.

La menor se encuentra bien, pero la situación económica de los padres es compleja ya que con la pandemia han perdido su empleo y tuvieron que dejar de alquilar por lo que  no les quedó otra que mudarse a un terreno que les pertenece y  construir con lo que tenían, una vivienda provisoria.

Sobre este tema  Juan Mendiburu, un vecino de sánchez, publicó una foto de la actual situación de la familia indicando lo siguiente:

«Este es el lugar donde vive la famosa nena de uno de los >casos en estudio de Covid-19< del Partido de Ramallo, junto a su mamá y a su papá. A raíz de la falta de vehículo propio y la cancelación de la línea de colectivo que une Sánchez con la localidad vecina de San Nicolás, sus padres tuvieron que dejar de trabajar, y por ende, no pudieron continuar pagando el alquiler. Con lo puesto y poco más se mudaron aquí, Irigoyen 1207.

El día sábado 4 de Julio, una vecina y el Padre Luis Muñoz, fueron luego de una petición de la flia. a bendecir el lugar. Al ver el estado del mismo a esta vecina se le ocurrió como otras tantas veces buscar la manera de mejorar la situación y por eso largó la famosa campaña del ladrillo. En pocas horas tomó vuelo y ya está abierta una cuenta en la ferretería del pueblo de Jonatan Lagamma donde se puede colaborar comprando ladrillos o dejando dinero para materiales necesarios para la construcción. Además de recibir varios ladrillos más gracias a distintas personas cercanas.

Si todo marcha bien, de esta fea situación que pasó en todo sentido está familia, se podrá ver reflejada la solidaridad de quienes realmente sienten ayudar y así estás tres personas modifican para bien su pasar.

El padre de Candela es albañil, así que ya está cubierta la mano de obra, aunque podría venir bien la ayuda de un ayudante, valga la redundancia, en los momentos que puedan coordinar. Seguramente esto que pasa es una inyección anímica para una de las tantas flias. que, en momento de pandemia, pasan hambre, frío y todas las repercusiones que estás cosas generan. El trabajo de levantar su casa con ayuda del Pueblo que los rodea les hará entender aún más por dónde radica el valor de la vida.

Para colaboraciones: 3407-582927. Si se les ocurre cualquier idea que sea para seguir mejorando el sistema y hoy, la vida de esta familia, a escribir y compartir. Gracias», posteó Juan en su cuenta de Facebook.

Entonces reiteramos,si te queres sumar y aportar tu granito de arena con esta familia puedes hacerlo comunicándote al teléfono 3407-582927.





Don`t copy text!