La Región

La UTI del San Felipe logró extubar con éxito a cinco pacientes graves




El equipo de Terapia Intensiva del Hospital San Felipe logró extubar exitosamente a cinco pacientes en estado grave, recibiendo ya el alta médica. Desde la Dirección del San Felipe celebraron la noticia, felicitando al equipo de salud y valoraron “el esfuerzo del personal en tiempos donde se está trabajando exigidamente”.
La Jefa de Terapia Intensiva, Dra. Ana María Mazzola, explicó que “estamos más preparados por la experiencia del año pasado. Antes era toda una incógnita, no sabíamos qué resultados iban a tener los procedimientos que hacíamos. Este año estamos más aceitados ya que trabajamos con las experiencias de todo el mundo”.
También agregó que “por la angustia emocional y la incógnita de ver cómo iban a salir los pacientes, se aprendió mucho a lo que hoy es la organización de la UTI. Aplicamos nuevas técnicas que ya demostraron eficacia y se ha integrado un muy buen equipo, lo que hace que los resultados sean mejores. Nuestra satisfacción es que el paciente salga y eso se logra unidos”, sostuvo.
EXPERIENCIA
La Dra. Ana María Mazzola cuenta que el trabajo diario con el COVID-19 es difícil. “Eso influyó mucho en el ánimo, por eso fue importante leer mucho, ir a las bases científicas. Nuestra tarea era no perder la línea ante la desesperación”.
Por otro lado relata que hoy cuentan con una mejor preparación en cuanto a la aplicación de protocolos y criterios.
Se observa que en la UTI hay otro tipo de pacientes. Al respecto señala que “el año pasado eran casos de COVID-19 solamente. Hoy tenemos accidentes y otras enfermedades”. Esta situación hoy genera que no haya camas en casi todos los puntos del país, no es solamente un problema local. “No hay que echarle la culpa a los pacientes no COVID-19, ni mucho menos, sino que hay que tener en cuenta la relajación y el cansancio de la población”.
Sobre la distensión en los cuidados de la gente fue muy crítica, principalmente de aquellos que no cumplen con el aislamiento al tener un contacto estrecho COVID-19. “El año pasado, por tener más miedo, el contacto estrecho se aislaba como correspondía y no salía. Este año no es así, vemos gente que va y viene. Es fundamental este control, sino los contagios se propagan”, sostuvo.
HIGA San Felipe sugiere a la comunidad que al tener síntomas se hagan atender por un médico, incluso si están vacunados. Desde el personal médico de UTI comentan que “estamos recibiendo pacientes graves con 10 o 15 días de síntomas donde no quieren venir antes porque hay un concepto instalado en que si uno viene al Hospital se muere y es todo lo contrario. Si venís tarde te podés morir. No vas a evitar una infección o no vas a evitar la mala evolución por no venir, al contrario. Aunque a veces estemos saturados y tengamos mucho trabajo, vas a tener más posibilidades viniendo y realizando las consultas, que no viniendo” enfatizó.




Don`t copy text!