La Región

Abusos en el “Jardín Belén” la causa fue elevada a juicio




Tras cerrar la etapa de instrucción, el fiscal Hernán Granda de Baradero de la UFI N°8, pidió al juez de garantías Román Parodi del Juzgado N°1 de San Nicolás, la elevación a juicio de la causa, lo que recientemente fue aceptado por el magistrado y ahora falta determinar la fecha.

“Se elevó la causa a juicio por los tres imputados”, confirmó Carla Vitale y en ese sentido, agregó: “Esto quiere decir que hay pruebas contundentes, que los hechos son verídicos, que los nenes no mintieron y en este caso los cinco nenes hablaron y contaron lo ocurrido”.

“Los tres imputados, que tanto  Mattiussi el cura, el portero Ojeda y Rubíes la preceptora, los tres tienen mérito para ir a un debate oral para que sean juzgados por los hechos de abuso sexual agravado a los chicos del Jardín Belén en el año 2017”, sostuvo la mujer.

“Sabemos que hay más víctimas que no denunciaron” y afirmó, “porque los abusadores, no los son solo un año” porque “el goce sexual con menores de un abusador comienza en la adolescencia y de allí para toda la vida”, “no lo pueden controlar”.

La causa y situación de los imputados

El Sacerdote Tulio Mattiussi de la iglesia San Roque, el portero del Jardín Belén Anselmo Ojeda y la preceptora de la misma institución María Rubíes, están acusados de abuso sexual a menores con acceso carnal agravado y reiterado por corrupción de menores. Actualmente la causa en proceso de traslado a las partes y los padres como particulares damnificado, piden sostener la calificación de acceso carnal y corrupción de menores.

Vale recordar que durante la etapa de instrucción, el fiscal pide la detención para el Sacerdote Tulio Mattiussi, el portero del Jardín Ojeda y la preceptora María. El juez Pratti (que en ese momento estaba remplazando a la jueza Vásquez recientemente fallecida) tras escuchar los testimonios de los niños durante cámara gesell, aprueba el pedido del fiscal y ordena la cárcel para el sacerdote y el portero, no así para la preceptora por estar su salud comprometida con un cáncer.

Pero el 3 de mayo del año 2019 la Cámara de Apelación y Garantías otorgaba la libertad al Sacerdote, argumentando que no se pudo verificar que hubiera una conexión entre el edificio del jardín de infantes y la parroquia, donde los denunciantes aseguran que fueron abusados. Tiempo después se le otorgó el beneficio de prisión domiciliaria al portero. Días después familiares y amigos de las víctimas se manifestaron frente al Tribunal de San Nicolás, donde se exhibieron carteles y muñecos con las amenazas que según los testimonios de los niños durante la cámara gesell, le proporcionaban los acusados.

Hoy el Sacerdote se encuentra en libertad pero apartado de su condición de sacerdote hasta que la justicia de su veredicto, y según testimonios de los familiares de las víctimas, se aloja en el Santuario, donde el Obispado de San Nicolás se hace cargo de los gastos de la defensa del sacerdote, como así también de su alojamiento. El preceptor Anselmo Ojeda se encuentra cumpliendo su prisión domiciliaria en la ciudad de Bs. As. en la casa de un hermano. La preceptora María Rubíes está libre y reside en San Pedro.

Fuente: CanalWebSanPedro





Don`t copy text!