martes, mayo 21, 2019
Política

Zanazi: “No aceptamos poner en riesgo los sueldos de los trabajadores municipales ni el funcionamiento del Hospital o las obras”




Se realizó la apertura de sesiones en el Concejo Deliberante. Los presidentes de cada bloque tuvieron la oportunidad de dar un discurso, ante la visita del Intendente Mauro Poletti.

El concejal del Frente para la Victoria-Unidad Ciudadana, Elvio Zanazi, dijo:

“Hubiera deseado que mis primeras palabras, que son las palabras del bloque Frente para la Victoria-Unidad Ciudadana, refirieran el comienzo de un período de sesiones ordinarias a la altura de lo que el pueblo del Partido de Ramallo se merece. Pero nos sentimos en deuda. Nos sentimos en deuda. Estamos en deuda con Ud. Sr. Intendente, nos sentimos en deuda con la comunidad, que espera de este Concejo Deliberante más y mejor de lo que les estamos ofreciendo.  Nos invade un sentimiento confuso de alegría y tristeza. La alegría de la reafirmación democrática que nos recuerda cada año que hemos dejado atrás el período oscuro de la dictadura y la impunidad. La alegría, la satisfacción, de formar parte de una gestión de gobierno municipal que está cumpliendo con la palabra empeñada, que pudiera detallarla en cientos de obras que se están realizando en las cinco localidades de Ramallo, pero que resumo en la universalización de cuatro servicios básicos comprometidos en nuestra plataforma electoral de 2015: Agua potable, cloacas, gas y pavimento. Y elijo también para esta alegría el esfuerzo que hace el municipio para llevar adelante una gestión que hace pie en la educación, en la salud, en el desarrollo humano, en la defensa del trabajo, en el cobijo de los que más sufren la desigualdad.

Pero nos invade también la tristeza. Estamos atravesando un período que en poco tiempo pasará a la historia como uno de los más nefastos de nuestra democracia: Es un momento triste de la patria. Es un momento penoso para nuestro pueblo. La pérdida de derechos esenciales para todo ser humano es moneda corriente desde la asunción del Gobierno de Macri, del gobierno de Cambiemos. Poner un plato de comida en la mesa ha pasado a ser un privilegio para dejar de ser un derecho. Lo vivimos a diario en Ramallo, cuando recibimos a los vecinos desesperados porque no les alcanza para darles de comer a sus hijos o porque no tiene trabajo. Menos mal sr. Intendente, que Ud. visualizó lo que se venía y el 11 de diciembre de 2015, a un día de asumida nuestra gestión, creó los Centros de Integración municipales para llevar salud, educación, deporte, cultura, pero sobre todo alimento, a los niños de familias más carenciadas, menos mal  que creó un programa de capacitación y empleo, formó cooperativas de trabajo y  muchos de esos trabajadores pasaron a trabajar al municipio haciendo cordón cuneta, extendiendo la red de agua potable, manteniendo los espacios públicos.

Tristeza porque vivimos en nuestro país una etapa en la que se vulnera el estado de derecho,  y se persigue a dirigentes políticos sólo por ser de la oposición  para tapar el desastre de una política económica saqueadora e inhumana. Las garantías constitucionales han pasado a ser papel pintado en nuestra patria. A nadie que no sea millonario de la timba financiera se le garantizan los derechos que establece nuestra carta magna: ni a la alimentación, ni a la educación, ni a la salud.

Es nuestro municipio el que sale a bancar la parada, el que ofrece estudios universitarios gratuitos, salud pública gratuita, alimento para los más desposeídos. Este municipio se ha hecho cargo de las obligaciones que deben cumplir otros estamentos del Estado. Ud. Sr. Intendente se está haciendo cargo de lo que no se hace cargo ni la gobernadora Vidal, ni el Presidente Macri. Se lo agradecemos desde este Bloque en nombre de todas y todos los ciudadanos de Ramallo que nos han dado la responsabilidad de legislar y acompañar desde este Concejo Deliberante decisiones que acercan una mejor calidad de vida a todos los vecinos y vecinas del Partido de Ramallo.

Tristeza, porque como dije al inicio de estas palabras: Como concejales nos sentimos en deuda. Desde la minoría que representamos desde nuestro bloque (somos 6 de 16) lamentamos profundamente no haberle entregado a Ud. las herramientas fundamentales que necesita para gobernar: No hemos tratado en este Concejo la ley fundamental del  municipio como es el Presupuesto, ni  hemos votado la Ordenanza Fiscal e Impositiva que necesita para generar los recursos para gobernar. No queremos desfinanciamiento de nuestro municipio, no aceptamos poner en riesgo los sueldos de los trabajadores municipales ni el funcionamiento del Hospital o de las unidades sanitarias. No queremos que se frene la obra del Polo Universitario, ni que deje de hacer cordón cuneta y pavimento. Queremos que siga llevando agua potable y cloacas hasta el último rincón de nuestros pueblos. En un contexto inflacionario del 47,9 % durante 2018 por mencionar un parámetro de tantos (porque también podemos hablar del escandaloso aumento del combustible, el dólar  y los tarifazos de luz y gas), en ese contexto decidido por el gobierno nacional y provincial, hablar de un 21% de aumento de tasas no es hablar de otra cosa que no  sea DESFINANCIAR AL MUNICIPIO.

Leé también  Cambiemos sigue pidiéndole informes a Poletti

De la parte que nos toca como bloque debo afirmar que hicimos todo el esfuerzo necesario para llegar a acuerdos, a consensos, tuvimos la iniciativa de abrir los caminos del diálogo, de bajar tensiones en este Concejo Deliberante, y de llegar de inmediato a la continuidad de la sesión asamblearia de Mayores contribuyentes o a un nuevo llamado a sesión. Este bloque dio garantías señor Pte de este Concejo deliberante, yo, en persona y en representación de mi bloque le di garantías de acompañar  en conjunto la decisión que Ud. debió tomar, de sesionar, de votar el presupuesto y la fiscal e impositiva. Pero no podemos hacer lo que no podemos decidir, nuestro bloque no conduce este concejo, somos minoría, no somos autoridad del Concejo. Por eso, y como dije, desde la parte que nos toca reiteramos que nos sentimos en deuda.

Seguimos esperando que nos convoque a sesionar Sr. Presidente, la comunidad de Ramallo merece que así sea, deberíamos estar a la altura de las circunstancias. Porque mientras nosotros no estamos cumpliendo con nuestra obligación, los vecinos se debaten día a día luchando para comer y ver qué pasa mañana. Y a ese drama se le agrega que el primer eslabón al que los ciudadanos vienen y que es la Municipalidad (porque a la gobernadora y al Pte no se llega) no cuenta aún con el presupuesto 2019 y Ramallo ha perdido ya 8 millones de pesos de recaudación fundamentales para seguir haciendo obras, comprando alimentos, comprando medicamentos para el hospital, sosteniendo políticas inclusivas. El argumento de que  se esperan respuestas de organismos provinciales, puntualmente del Honorable Tribunal de Cuentas,  no es un argumento sostenible cuando deberíamos resolver en Ramallo lo que corresponde decidir a los ramallenses, como dirigentes políticos que pretendemos ser, porque es responsabilidad de este Concejo, de sus autoridades, en base a lo establecido por una Ley Orgánica de Municipalidades que los concejales debemos saber y estudiar como se sabe la letra del himno nacional argentino.

Asumimos el compromiso de seguir trabajando y cumpliendo con la palabra empeñada. Asumimos el compromiso de estar defendiendo a los que más sufren, a los trabajadores desocupados, expulsados por las políticas repetidas y demoledoras del neoliberalismo reconvertido en democrático. Asumimos el compromiso de trabajar codo a codo Sr. Intendente para que siga llevando agua potable a los barrios postergados, para que los vecinos de las cinco localidades caminen de pronto por una calle pavimentada cuando por años ni pasaba el regador, para que nuestros hijos puedan ir a la universidad pública y gratuita sin tener que irse de Ramallo, para seguir haciendo escuelas secundarias como la seis y la técnica de Pérez Millán. Asumimos el compromiso de seguir defendiendo los recursos municipales con una gestión transparente, austera, hoy superhabitaria a pesar de no recibir recursos extraordinarios ni de la nación ni de la Provincia, a pesar de haber recibido en 2015 un municipio con sesenta millones de pesos de deuda donde habían desparecido hasta los regadores. Asumimos el compromiso de Hacernos cargo, y no andar esperando que nos lleguen las respuestas que casi nunca llegan”.

[ Descargar Nota PDF][Imprimir Nota]




Social Ramallo está pasando por un momento complicado: ayer se…