miércoles, diciembre 11, 2019
Política

Se reconfigura el Concejo Deliberante




Según el resultado definitivo, esos cupos serán repartidos por igual al Frente de Todos y Juntos por el Cambio, cuatro por cada lado. De esta manera, el Concejo Deliberante no cambiará su liderazgo político a manos de Juntos por el Cambio, pero pasará de ser un recinto opositor, a oficialista tras el triunfo de Perie.

Quienes deben dejar sus puestos el próximo 10 de diciembre son Silvio Gaeto, Roberto Borselli, Paula Sanfillipo y Cristian Cardozo, de Juntos por el Cambio. En tanto, en el Frente de Todos culminan Gabriel Macías, Ricardo Belos, María Luisa Herrera y Elvio Zanazzi. Los que ingresan son: por Juntos por el Cambio lo harán Cristian Cardozo (el único que renueva), Paula Dusso, Diego Díaz y Natalia Bravo. En tanto, del Frente de Todos ingresan Leandro Torri, Noelia Cejas, Cristian Mansilla y Daniela Mesias. Otro que ingresa es Fernando Rizzi, pero en reemplazo de Gustavo Perie, quien ejercerá como intendente durante el periodo 2019-2023.

De esta manera el Concejo Deliberante de Ramallo presentará dos posturas bien marcadas, el nuevo oficialismo encabezado por Gustavo Perie, contará con un Concejo en mayoría propia. El espacio de Juntos por el Cambio sostendrá ocho concejales, la mitad del total. A los que entran, se suman al armado de Soledad Agotegaray, María Mercedes Grilli y Sergio Costoya, quien preside el Concejo, aunque suenen fuerte en el futuro gabienete.

Igualmente, Perie no tendrá muchos inconvenientes para tener al recinto alineado con su gestión, algo que no pudo sostener Mauro Poletti, que le significo la negativa en el tratamiento del COUT y el presupuesto 2019.

Leé también  Cuántas promesas de campaña cumplió Macri en cuatro años de gestión

Por parte de la oposición, cambia radicalmente el escenario. El polettismo pierde alfiles importantes, la salida de Gabriel Macías, Elvio Zanazzi y Ricardo Belos, pone en aprietos la identidad legislativa que mantuvo el oficialismo estos años. Pero si bien la renovación de las bancas suma a tres funcionarios de la actual gestión, la gimnasia política y legislativa de quienes se retiran es una pérdida importante.

La oposición queda dividida en dos bloques minoritarios, pero con posibilidades de aunar esfuerzos para ser un contralor en los poderes del estado municipal. Previo al armado de las listas, el espacio que lidera la concejal massista Maira Ricciardelli quedo afuera de la lista final, que armó íntegramente el intendente Poletti. Eso provocó que el bloque que ella condujera se partiera y que su compañero, Diego Ramírez, se pase a las filas de Unidad Ciudadana, acompañando la candidatura de Poletti.

Ahora, la dura derrota electoral del actual intendente, abre un nuevo frente de liderazgo dentro del Frente de Todos, que a nivel nacional y provincial integra el massismo activamente. Por lo que puede ser posible que ambos espacios opositores vuelvan a unirse, y se proponga a Ricciardelli como líder del bloque opositor.

En tanto, el próximo 10 de diciembre también vence la presidencia del recinto, por lo cual, una vez asumidos los nuevos concejales, votarán autoridades, pero el nuevo oficialismo no cederá en poner en consideración la presidencia y perder el voto doble de desempate en manos de la oposición.





El lunes a la madrugada, colisionaron dos autos en el cruce de la ruta con…