Política

Rendición de Cuentas: «La salud no es un gasto, siempre y cuando se haga con los controles adecuados, tendrá mi aprobación»




La concejal Maira Ricciardelli realizó su intervención en la votación de la rendición de cuentas del ejercicio 2019. Al momento de tratarse el dictamen de la administración central, pidió la abstención de su voto. Pero acompaño por la positiva la del Hospital Gomendio, «como siempre digo y lo recalco cada vez que puedo, la salud no es un gasto, es un derecho esencial y todo lo que se gaste en este sentido siempre y cuando se haga con los controles adecuados, tendrá mi aprobación», sostuvo la edil.

A contunuación su intervención completa en la sesión de este martes:

Desde el 16 de Mayo a la fecha estuve realizando un trabajo muy minucioso de las cuentas que fueron erogadas en el año 2019, a pesar de las dificultades con las que me encontré para tener acceso a la información necesaria para emitir un juicio relacionado al tema que trataremos hoy, debido a la decisión del actual ejecutivo municipal de estipular días y horarios, asignar un lugar reducido (prohibido por todas las autoridades sanitarias mientras dure la emergencia por el COVID 19) que si decidíamos ir todos los concejales hubiera sido prácticamente inviable. Cuestión que no puedo dejar pasar, porque fue una de las encendidas críticas que tuvo en su momento el actual Intendente cuando era concejal opositor en el concejo hacia la administración anterior, y no solo me sorprende, sino que me deja desconcertada la falta de coherencia en su accionar, porque la situación para acceder a la información no solo que no mejoró sino que lamentablemente empeoro. 

Vayamos a lo que nos concierne: el 2019 fue un año particular para los argentinos y por supuesto no fue la excepción de los Ramallenses, porque durante ese 

año se llevaron adelante las elecciones generales y es difícil evaluar la ejecución del presupuesto cuando muchas veces existe una creencia popular de que se utilizan los recursos públicos para actos de campaña. 

Tampoco podemos dejar de evaluar la inflación que golpeó a todos los ciudadanos que habitan suelo argentino, la cual fue del 60 % aprox., el CIERRE DE FABRICAS Y PERDIDA DE EMPLEO a nivel nacional, situación que obviamente también afecto a los Ramallenses. 

Todo lo antes dicho, fue a mi entender, consecuencia de una pésima administración del GOBIERNO NACIONAL de Cambiemos que terminó afectando a TODOS los Argentinos. 

Además, no hay que dejar de mencionar que el bloque de cambiemos, que eran mayoría en el concejo como lo son hoy, considero que el aumento de tasas propuesto por el anterior ejecutivo que había solicitado un 45% era excesivo y autorizo el 21% de aumento, con una inflación cercana al 60% , no hay mucho que explicar, solo decir que fue evidente la intención de desfinanciar el municipio, más aún se hace evidente esta situación que al tener que votar el aumento de tasas una vez que fueron gobierno no les 

pareció excesivo el 45% de aumento, que hicieron efectivo utilizando el voto doble del presidente, que dejando de lado la situación de fragilidad económica provocada por el anterior gobierno Nacional que poseen los ciudadanos en su economía, prefirieron ser orgánicos y cumplir su orden olvidándose de que el pueblo los voto para que los representen y no para que los desplumen. Es una lástima que en su momento, los Concejales del bloque hoy oficialistas no apoyaran el Proyecto alternativo que presentamos desde nuestro bloque que consideraba un aumento de tasas del 28 % y que a nuestro entender era mucho más justo y coherente. 

Ahora bien, volvamos a la rendición, la evaluación de la misma, evidencio un desequilibrio económico que viene produciéndose hace varios años y no es exclusivo de la administración municipal anterior, durante los años anteriores he solicitado la intervención de la autoridad de revisión de algunas liquidaciones y observé gastos que no me parecían  adecuados. 

En ese momento el Honorable tribunal de cuenta se expidió, informando que el proceder se ajustaba a derecho. 

En el corto tiempo que tuvimos para evaluar las cuentas, pude constatar que la administración anterior, siguió trabajando con los proveedores, sin modificaciones ni observaciones al respecto. 

Se asistió a los vecinos de menos recursos, para emergencia Habitacional, Sanitaria y de Alimentos. 

Se llevaron adelante convenios con diferentes direcciones provinciales, como lo es la Dirección Provincial de Hidráulica para resolver el Desagüe Pluvial de calle Velázquez. 

Se sumaron convenios con diferentes universidades para abrir el abanico de posibilidades de carreras UNIVERSITARIAS en nuestra ciudad. 

Se trabajó en la mejora de los servicios riego, recolección de residuos y mantenimiento de establecimientos educativos. 

Claro que observaciones tengo, y muchas para realizar, porque si nosotros hubiéramos sido quien dirigía los destinos de Ramallo, hubiéramos destinado más recursos de libre disponibilidad para estas áreas, que son las que van a 

mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos, y no para otras en las que se utilizaron. 

Ahora si bien el desequilibrio económico existe, como dije anteriormente, es algo que se viene arrastrando hace muchos años, en el 2018 era de 85 millones aprox. y en el 2019 es de 92 millones, ahora bien tenemos que tener en cuenta la inflación del casi 60 % que afrontamos en el año 2019, y también que ciertos insumos que se utilizan, como por ejemplo en el Hospital José María Gomendio, poseen sus precios dolarizados. Quiero aclarar y que como siempre digo y lo recalco cada vez que puedo, la salud no es un gasto, es un derecho esencial y todo lo que se gaste en este sentido siempre y cuando se haga con los controles adecuados, tendrá mi aprobación. 

Cabe recordar que el actual intendente una vez que asumió desarmo la secretaria de salud considerando que no era necesaria y que era un gasto, situación que debería replantearse en virtud de la emergencia sanitaria que estamos atravesando, dada la falta de importancia que se le dio por parte de la nueva administración a esta área, considero que esta decisión es por lo menos imprudentemente. Espero que la situación actual vinculada al COVID 19, les abra los ojos y no piensen a Ramallo con la billetera y lo piensen desde las necesidades de la población y obviamente priorizando a los que menos tienen que son los que más uso del sistema de salud municipal requieren. 

Por otra parte entiendo que la anterior gestión llevó adelante asistencia a los sectores de menos recursos, brindó el apuntalamiento a diferentes entidades, y lo más IMPORTANTE, a mi entender, es que comprendo que los vecinos de Ramallo, se expresaron en las urnas el pasado mes de Octubre desaprobando la administración anterior.

 Por lo antes dicho señor presidente, es que voy a solicitar la abstención de mi voto en la presente rendición de cuentas.





Don`t copy text!