Política

La mayor oportunidad histórica de desarrollo para Ramallo, puede concretarse este mismo domingo

El último gran cambio significativo en Ramallo, se dio con los gobiernos locales alineados con la provincia y la nación. En ese momento, “Balito” Roma como vicegobernador, y Alejandro Ballester como Intendente, aun con sus grandes diferencias internas, priorizaron a Ramallo, y reconvirtieron completamente el centro de Ramallo y de Villa Ramallo, la obra completa de la Ruta 51 entre la ciudad de Ramallo y la Vuelta del Eje (obra con más 20 años, aun intacta) e iluminada. Ampliación y desagües de la calle Jorge Newbery.

La reconstrucción de la plaza José maría Bustos y su iluminación completa junto con la de Avenida Mitre. La obra de la calle San Martín con el entubamiento de los desagües y bocas de tormenta, una obra también de extrema calidad. Se reconvirtió a nuevo el Club Social Ramallo, se construyó el estadio polideportivo, se ilumino las 3 cuadras que hasta ese momento teníamos de costa a la vera del rio. Y ya se había terminado el dragado del Paraná, levantando el terreno más de un metro y medio de altura, donde hoy se emplaza todo el paseo “Viva el Rio”, hasta la desembocadura del arroyo “Las Hermanas”.

Estas y otras muchas obras, se conquistaron con gobiernos del mismo color político local y en provincia. La oportunidad vuelve a golpearnos la puerta en los próximos 4 años, momento que podríamos aprovechar para dar otro gran salto de calidad, con tres gobiernos del mismo partido. La reconversión de Ramallo podría ser imaginada, dada la relación política entre quienes podrían gobernar la nación, la provincia y Ramallo.

Y para muestra, vale mirar a nuestros vecinos nicoleños

San Nicolás, con el pase de Passaglia del sciolismo al macrismo, quedo alineado con Vidal, lo que significó la reconversión completa de todo San Nicolás, miles de viviendas, decenas de barrios, avenidas con bulevares que cruzan todo el partido, pasando por barrios, villas urbanizadas y asfaltadas y por el medio de zonas baldías que ya cuentan con las avenidas y las obras hidráulicas para el desarrollo de la ciudad de los próximos 20 años.

El centro se convirtió en un modelo de urbanismo moderno, con aceras y cazadas de baldosas impecablemente diseñadas para un caudal de peatones más fluido y cómodo, iluminadas con luminarias en altura y en el piso, y con una red de caños bajo el suelo que conectan todos los cables que antes estaban a la vista, en forma subterránea. Las mejoras en plazas, pistas de skaters y patinaje, zonas verdes y miradores costeros, anfiteatros y paseos viales, avenidas de 4 manos de acceso a autopista, y tunes bajo nivel para que el flujo vehicular no se vea entorpecido por el paso del tren. San  Nicolás creció en 4 años, tanto como lo hizo en los últimos 30.

Ramallo tiene esa oportunidad, y aún mayor si se tiene en cuenta la gran zona productiva e industrial, y los proyectos de salud y educativos (escuelas, jardines, universidades, y escuelas de  estudios superiores) que se emplazarían, fuera de las obras estructurales, hidráulicas, de embellecimiento y fortalecimiento del turismo, si el 10 de diciembre, Ramallo, la provincia y la nación, se encontraran alineadas políticamente. Este beneficio seria de tal magnitud, que nos cambiaría la vida a todos y cada uno de los vecinos de Ramallo, sin excepciones.





Don`t copy text!