viernes, diciembre 6, 2019
Opinión

San Nicolás le quedó chico. Ahora con ayuda local, vienen por Ramallo




El panorama electoral del año que viene llega lleno de sorpresas. Parece que no basta con los nombres locales, que hay sectores que buscan instalar a un foráneo como candidato a Intendente en 2019. Hay políticos y medios de comunicación trabajando para ello, pero esta vez, se juega a dos puntas.

En las últimas semanas se comenzó a instalar fuertemente el nombre de Santiago Passaglia, nicoleño e hijo de Ismael Passaglia, padre del feudo que lleva su nombre.

Hombre del peronismo, reconvertido en Cambiemos, que intenta extender sus tentáculos en toda la Segunda Sección Electoral. Con la ayuda de personajes de la política local, observando que su candidato lógico, Perié, no mide en las encuestas, y a través de  Radio 104, lanzaron a Santiago Passaglia como el “futuro amarillo” en Ramallo. Semejante instalación,  solo se puede sostener con dinero a corto o largo plazo. Estrategia infelizmente tirada a la sociedad, justo antes que explotara el escándalo que produjo un informe que llego a manos de un periodista nacional, con datos que salieron a la luz y ponen en duda el origen de su patrimonio y la honestidad de la familia que viene por Ramallo.

Un hombre con plasticidad:

Ismael, Como buen alumno, hizo al pie de la letra los deberes y se acomodó en el Instituto de la Vivienda provincial, bajando una cuantiosa cantidad de recursos para transformar a San Nicolás como la vidriera de Cambiemos en el punto norte de la provincia. Hoy, gracias a la política que milita y trabaja bajo el rigor de la chequera de nuestro gobierno, San Nicolás tiene avenidas doble mano con boulevard, iluminación y seguridad por cámaras, en la periferia, en los barrios más olvidados y hasta en el campo circundante.

Cuando hay dinero fácil de un gobierno central, todo es posible. Incluso se pueden levantar todas las calles del centro de una gran ciudad como San Nicolás, y rehacerlas con los estándares más exigentes (drenajes, modernos entubamientos y cañerías protegidas y subterráneas, electrificación bajo tierra para nueva iluminación, y nuevas superficies para autos de un solo carril), y estéticas que solo se ven en recoleta o puerto madrero. Un lujo innecesario que pagamos los bonaerenses para esta desbordada ciudad.  Además de puentes, rotondas de 4 carriles, accesos totalmente nuevos, plazas, anfiteatros, asfalto en medio de zonas sin vivienda, y pasajes de autos bajo el nivel del tren, con la infraestructura típica de los mejores cruces que solo se ven en algunos Lugares de Buenos Aires.

El Señor Feudal

Ismael Passaglia supo acomodarse a los nuevos tiempos de la política. Electo como intendente en 2015 de la vecina ciudad, rápidamente se fue a la provincia para sostener, como funcionario, el armado de María Eugenia Vidal, en la Segunda Sección Electoral.

No solo le alcanzo en acomodar a su hijo, Manuel, en la intendencia; sino que en las elecciones de 2017 lo metió a su otro hijo como cabeza de lista a Diputado provincial.

Hombre de buenos negocios, controla los principales medios de comunicación en San Nicolás, parte del Puerto y es propietario de extensas hectáreas de campos en varias localidades. Su papel predominante en su ciudad, lo catapulta como figura excluyente de este sector de la provincia, donde a antojo ha manejado la suerte del distrito.

Pero parece que San Nicolás le ha quedado chico, y busca desembarcar en Ramallo.

 

El experimento electoral

Passaglia quiere desembarcar en Ramallo como sea. Intentó primero con instalar un candidato de su riñón, el elegido fue Juan María Traverso, impulsado por la inauguración del autódromo. El “Flaco” le bajo el pulgar, y aparece el plan “B”: su propio hijo.

En Ramallo compro las voluntades de un medio, que a priori era catalogado como “oficialista” de la administración Poletti. Radio Acero fue el puerto más seguro que Passaglia y los suyos encontraron para montar las operaciones mediáticas de instalación.

El juego de Passaglia es claro: comprar la principal radio oficialista y operar el nombre de Santiago para instalarlo en la opinión pública. En menos de un mes, Santiago Passaglia ya brindo notas donde fue tratado con extrema “suavidad”.

Santiago Passaglia cuenta con domicilio en Ramallo, es dueño de varias hectáreas en la zona de El Paraíso y de campos lindantes al Parque Industrial COMIRSA. En estas semanas lo estuvieron midiendo electoralmente y se perfila como una alternativa más.

La sombra de Cambiemos local

El principal candidato de Cambiemos local, Gustavo Perié, siente la amenaza de esta operación. Lo cierto es que el profesor Perié pago caro la embriaguez que genero haber ganado con 10 mil votos.

Perié no supo consolidar el liderazgo de la oposición, sucumbió a las internas con el radicalismo y no pudo tomar el mando del Concejo Deliberante con mayoría propia. Corrió de atrás a los caprichos del intendente Poletti, que le marco la agenda política todo el tiempo. Nunca presentó una postura clara frente a ningún tema, y mucho menos, algún proyecto digno de quien quiera aspirar a gobernar el partido.

Tampoco logró ponderar su imagen como “el candidato”, primero Santalla se le coló en una posible interna, ahora un “extranjero” le disputa el poder.

Siempre quiso Perié ser “el hombre de Vidal”. Algo que quedo en un simple anhelo. Su tibieza al imponer el caudal de votos que lo catapultó al primer lugar, diluyo su posibilidad de futuro, y la maquina amarilla sigue buscando como enfrentar a Poletti. Esta semana fue el claro ejemplo de lo lejos que esta Perié de las esferas de poder.

Durante la visita de Vidal a Pérez Millán, Perié se desvivió por lograr una foto que no alcanzo, con la gobernadora, como tampoco pudo colarse en la discusión que Vidal solo mantuvo con funcionarios del oficialismo. Siempre en segundo plano, fue la sombra de Poletti y Santalla, escoltas de la primera mandataria provincial.

Y lo que demás, ya no es noticia: En la reunión cerrada, cuando quiso entrar como uno más de la mesa, fue apartado por la seguridad, por orden de Alex Campbell, Ministro de Asuntos Municipales, que le negó la entrada.

A la salida, la gobernadora, de frente a los ediles locales de Cambiemos, encabezados por Perié, les reprochó su labor y los insto a “ponerse  a trabajar”. Una vergüenza que se hizo masiva.

La bajada de línea de la gobernadora, ignorada

Además les aclaro que “todo lo que hace al desarrollo de la ciudad hay que apoyarlo. No puede haber diferencias partidarias. Tenemos una cementera que podría generar 70 puestos de trabajo que hace dos años no puede abrir, el proyecto de la Escuela Técnica que el Intendente se comprometió a construir y que los chicos necesitan, tenemos el tema del puerto que yo misma me senté con la gente inversora para tratar de convencerlos de que no se vayan, que Ramallo se merece una inversión así. A mí no me importa el color partidario porque es trabajo para Ramallo”. Lo que la gobernadora entiende, no lo entienden sus propios concejales locales, a los que podemos unirle al Bloque de Ricciardelli en esta misma línea de Cambiemos.

Cambiemos: se busca candidato

A la interna Perié- Santalla se suma Passaglia. Esta ecuación arroja varias interpretaciones. Por un lado la falta de candidatos que tiene el espacio: de un lado el pasado santallista, con su estilo anticuado y viciado, y la alternativa novedosa 100% PRO, que se desvaneció en el aire.

La construcción política después de las elecciones legislativas del 2017 fue pobre. El ala de Perié solo logro acomodar a sus seguidores en estamentos nacionales o provinciales, sin trabajo de territorio, sin militancia ni juventud. Envuelto en el escándalo por los aportantes truchos que ensucio a aquellos que le dieron su apoyo y se vieron “usados”. Por el otro lado, el radicalismo no supo contener su pelea interna, a tal punto que el único “salvador” es Ariel Santalla.

Hoy las encuestas miden a un Poletti fuerte, con un piso de intención que lo nivela con Santalla. Algún dicen que los números son mejores para el Intendente. Mucho más atrás, Perié, tampoco ganaría a Poletti en una eventual contienda. Aunque falta tiempo, y el arrastre del Pro que beneficio a Perié en 2017, cambió y hoy es adverso a los candidatos amarillos, alejando aún más a cualquier candidato de cambiemos a nivel local, dado el enojo masivo con el gobierno nacional.

Ahora, el nombre de Passaglia no hace más que confirmar la falta de liderazgo y conducción de Cambiemos Ramallo. Lo que fue una “elección histórica” hace un año, hoy es una gran incógnita que le abre la puerta a cualquiera que quiera ser candidato.

 





Los vecinos del "Barrio Las Ranas" reunieron recursos y con mucho esfuerzo y trabajo mancomunado…