Opinión

De la mano de vidal

 

Un conflicto que todavía no encuentra solución en nuestra provincia es el de los maestros, que aún no acordaron la suma salarial del año en curso y otros por menores. Siendo una de las grandes discusiones la premiación por asistencia que propuso la gobernadora Vidal  a los maestros. De mano a esta política en el ámbito local el Ejecutivo premio a una docena de trabajadores de planta temporaria pasándolos a planta permanente por haber faltado poco o nada en el último tiempo.

El análisis quizás sea muy burdo y hasta tendencioso, pero situaciones y particularidades como estas dentro del actual gobierno municipal nos encontramos muy a menudo. Esta determinación está directamente tomada en pos de buscar una solución al ausentismo que es mucho dentro del ámbito estatal y a aquellos que en el último tiempo faltaron poco recibieron su premio.

Esto se efectuó de este modo en la idea de encontrar cierta transparencia en los pases a planta que se dieron dentro del ámbito estatal, del cual tanto se habla, pero tan poco se dice. Los estatutos, leyes y demás yerbas que fueron alguna vez confeccionados para atender a la reglamentación de estas situaciones para contar con reglas de juego claras, fueron muy poco o nada tenidos en cuenta.

Dentro de la calle más allá de la búsqueda de transparencia, con la modernidad mediante, circulan audios y mensajes a celular mencionando o dando a entender que justamente los menos faltadores son los cercanos a las personas que hoy nos gobiernan.

Lo que da la pauta a pensar que el pase a planta solamente se da por presentismo, no debiera ser también sumado a eso por capacidad, por emprendimiento, por educación, por recomendación de pares. Todo pensado en la idea de obtener el mejor recurso de personal dentro de la planta municipal. Si reducimos toda la idoneidad del personal para trabajar a no faltar  nos faltaron cosas a revisar.

Pero quizás Poletti quiere parecerse a San Nicolás y empezar a coquetear con la Gobernadora Vidal, quien en su pelea contra los gremios docentes argumento “abusos de las licencias”, un ausentismo tan alto que nos obliga, a todos, a pagar 14.300 millones de pesos por año en suplencias docentes, un montón de dinero que podría ir directo al bolsillo de los maestros que van a trabajar como corresponde. Como cualquier trabajador en cualquier lugar del mundo.

En este punto los gremios a la gobernadora le pusieron un freno casi que, de arranque, pero la tibieza de los locales a similar actitud por parte del Intendente encontró la misma respuesta de siempre. Silencio.





Don`t copy text!