lunes, octubre 21, 2019
Opinión

Juventud, divino tesoro

«Hace dos o tres años a la fecha, bien no recuerdo.circulaba por Ruta 51 en dirección a la autopista más precisamente a la altura del corralón municipal. En dirección contraria iban tres jóvenes acostados sobre sus motos a gran velocidad. En forma inmediata llame a la comisaria 1° de Ramallo, les adverti la situación, obviamente como lamentablemente sucede la mayoría de las veces , averiguaron más sobre mi persona que por lo sucedido, no entendiendo una vez más cuál de las dos cosas era más IMPORTANTE.
Segui viaje, a Rosario creo ,si recuerdo que era viernes, algo intranquilo por lo que mis ojos habian visto, fui joven, vivi prácticamente en la calle pero nunca me atrevi a jugar con mi vida de esa manera.
Me fui con la sensación de que el móvil no iria en busca de esa travesura.
Recuerdo que toda la jornada habia algo en mi que no me dejaba quedar tranquilo ,en paz.
Sábado ya, mi edad no me permite dormir hasta tarde ,entonces para no alborotar la casa y que Alejandra pueda descansar tranquila luego de una semana a doble turno más gremio y la vida, salgo a dar una vuelta en el auto poder ver que ha dejado el viernes a la noche y escuchar la radio esperando llegue la hora diez cuando religiosamente Eduardo Aliverti dice» Marca de Radio». Sabiendo que todavía falta unas dos horas para que esto suceda recorro el dial buscando noticia locales cuando escucho a voz del locutor decir » una vez más un accidente de moto deja como saldo la perdida de la vida de un joven» . si así como lo estas pensando estaba yo , agobiado y triste porque intuí que era uno de esos tres jóvenes de quien hablaba el locutor.
Puedo seguir narrandoles lo que por esos días sucedió pero yo si advierto no es lo más IMPORTANTE.
Hace seis días que estoy cuidando a mi papá en el Hospital José María Gomendio, la gran mayoría sabe donde es mi lugar de trabajo, en los días transcurridos alrededor de cuatro personas han fallecido y cotidianamente se suceden los accidentes de tránsito que evidentemente son cada vez más comunes.
Me pregunto, que nos está pasando? Porque queremos ir tan de prisa? Ganarle, a quien?a la vida?porque le compramos a nuestros hijos las mejores motos , autos, etc,etc, etc y encima lo hacemos a edades que no están habilitados legalmente para conducir. Seguimos empeñados a darles cosas materiales y pocos abrazos, besos, decirles que los queremos , que deben cuidarse y por sobre todas las cosas no le decimos NO.
No los aburro más, solo creo que llego la hora de frenar.
Seguramente al igual que el bien y él mal que siempre existirán, seguiran sucediendo accidentes pero estoy seguro que si no hacemos algo serán muchos más de lo que imaginamos.
Las Autoridades deben hacer lo que corresponde, pero nosotros también.
HAGÁMOSLO POSIBLE, por nuestros hijos, sobrinos, nietos, bisnietos para que de una buena vez LA JUVENTUD SEA UN DIVINO TESORO»

Publicada en Facebook por Sergio  Heredia

Esta semana la Gobernadora María Eugenia Vidal visito la región, estuvo reunida con su gabinete…