viernes, mayo 24, 2019
Opinión

“Es muy importante no entrar en pánico sino accionar las medidas de prevención “




(*) Por María Belén Goenaga, médica pediatra

 

Ante el surgimiento en nuestro país de un número creciente de casos de Hantavirus es muy importante que conozcamos de qué se trata esta enfermedad y cómo prevenirla. Respecto de la población pediátrica las medidas de prevención son las mismas que para la población general teniendo en cuenta que debemos trasmitirles a los niños mayores y adolescentes información de forma clara y acorde a su edad para que ellos también sepan qué cosas tenemos que hacer para poder cuidarnos y evitar el contagio. En el caso de los más pequeñitos somos los adultos los que tenemos que cumplir con las medidas de prevención para evitar que se enfermen.

El Hantavirus es una enfermedad viral que se trasmite principalmente de roedores a humanos. Los ratones eliminan el virus en su orina, heces y saliva y lo transmiten a las personas por diferentes vías de contagio:

  • Inhalatoria: al respirar aire contaminado con secreciones: heces, orina o saliva de roedores infectados
  • contacto directo: al tocar estos animales o sus secreciones y ponerlas en contacto con nuestras mucosas (en boca, nariz, ojos) o con piel lastimada.
  • mordedura de los roedores

Una forma menos frecuente es el contagio entre humanos si hay contacto con la secreciones de esa persona durante los primeros días de la enfermedad.

Como los roedores son los principales transmisores la prevención más importante radica en evitar la presencia y el contacto con los mismos, tratando de que no entren ni aniden en nuestras casas y alrededores.

 

¿Que podemos hacer para evitarlo?

  • Tapar agujeros en puertas, ventanas y paredes por donde puedan ingresar al hogar.
  • Realizar la limpieza (pisos, paredes, alacenas, cajones) utilizando lavandina con la siguiente dilución: 1 parte de lavandina en 9 partes de agua. Humedecer el piso antes de barrer para no levantar el polvo con las secreciones.
  • No dejar alimentos que puedan atraer a los roedores: levantar la mesa, lavar los platos, limpiar las mesadas, guardar la comida en recipientes con tapa, dejar las alacenas cerradas, tener tarros de basura con tapas.
  • Mantener los espacios de juego ordenados y sin restos de alimentos.
  • Mantener los alrededores de las viviendas limpios, con el pasto corto y sin malezas. Que los tanques de agua estén correctamente tapados para evitar que los roedores ingresen.
  • Se recomienda que si tenemos huertas, platos de nuestros animales domésticos/criaderos de animales/gallineros/ etc o acumulamos leña lo hagamos a una distancia de 30 metros de la vivienda.
  • Antes de entrar a lugares que estuvieron cerrados mucho tiempo o donde haya posibilidad de que haya roedores (galpones/garajes/viviendas cerradas/etc.) ventilar por al menos 30 minutos y luego entrar tapando la nariz y boca con trapo húmedo o barbijo.
  • En zonas donde se hayan detectado roedores desratizar. Si encuentra un roedor muerto no tocarlo, rociarlo con lavandina diluida 1 en 10, esperar 30 minutos y luego con guantes colocarlo en doble bolsa y enterrarlo a mas de 30 cm de profundidad o quemarlo.
  • El verano es época de campamentos: evitar acampar en descampados cercanos a basurales o zonas no desmalezadas. No dormir directamente sobre el suelo.
  • Consumir agua potable.
  • Que el contacto con la naturaleza de los niños sea supervisado por un adulto que tenga en cuenta los consejos anteriormente dados.
  • El lavado de manos es una medida de prevención de enfermedades que desde pequeños debemos trasmitirle a nuestros niños.

Ante la aparición de síntomas consulte sin demoras con su médico o en el establecimiento de salud más cercano a su hogar.  Los síntomas principales son similares a una gripe: Fiebre asociado a uno o más de los siguientes: dolor de cabeza, dolores musculares, vómitos, diarrea, dolor abdominal, decaimiento, dificultad para respirar.  Generalmente no hay resfrío acompañante como sucede en la típica gripe.

Es muy importante ante la aparición de un brote de enfermedad  transmisible no entrar en pánico y paralizarnos sino accionar a través de las medidas de prevención que aporta el equipo de salud. Las medidas preventivas que cada uno implemente contribuirán, no sólo a la preservación del estado de salud individual, sino, también, a prevenir y controlar la aparición de esta enfermedad en la comunidad en la que vivimos.

[ Descargar Nota PDF][Imprimir Nota]




Este sábado a las 21 habrá shows de artistas musicales…