Actualidad

“Una muerte previsible, pero pudieron ser tres”




“Me dijeron de la nota, pero en lugar de condolencias debieron arreglar los silos y se hubiera evitado lo que pasó”. En diálogo con algunos trabajadores de la Cooperativa, como también  con oriundos de El Paraíso, nos dieron la misma versión  “era algo común decirse entre los que andamos por ahí -cuidado al pasar que en cualquier momento se cae la noria-“. 

Esto pone de manifiesto que administracion tras administracion dejaron de lado las advertencias que aparentemente se veían  a simple vista, o por lo menos a los ojos de los que trabajaban ahí. Nadie tomó medidas  y por las opiniones que pudimos recoger, no hicieron el mantenimiento necesario a las instalaciones de los silos donde trabajan empleados y camioneros. 

La cooperativa de Villa Ramallo, donde se centra la gerencia y control de varias cooperativas de diferentes lugares, incluyendo la de “El Paraíso”, esta intervenida y no habla del tema, salvo por un escueto comunicado de prensa que publicamos la semana pasada.

Dicha cooperativa es la responsable de la planta de silos  donde hace diez días se desplomo la noria, que es la estructura superior de los silos, haciendo que uno de estos silos explote y mate a un empleado. Obviamos en esta nota el detalle exacto de la muerte como del hallazgo del cuerpo del empleado fallecido.

Las autoridades de la cooperativa, sin emitir otras declaraciones ni explicaciones a nuestros intentos de hallar respuestas, rápidamente se ocuparon de asegurar que investigaran lo sucedido y dieron las condolencias a los familiares de Calixto, quien murió en este terrible incidente, lamentablemente previsible, según nos comentan en off quienes tienen trabajo directo o indirecto en el lugar del hecho, si se hubieran realizado las inversiones necesarias en el poco o nulo mantenimiento que tenían las instalaciones.

Una de las personas con las que mantuvimos un dialogo sobre lo sucedido, nos confió, que hubiera sido peor la desgracia, ya que minutos antes estaban justo debajo del silo que explotó,  otro operario y el propio camionero cargando en el chasis, en la caja del camión. Cuando pasó el accidente justo se habían corrido unos metros para adelante  para cargar el remolque del camión, y ahí fue cuando se vino todo abajo. Unos minutos antes y hubieran quedado debajo del silo y el cereal los tres.”

Esta primera explicación  de quienes tienen que ver con el trabajo cotidiano no fue expuesta por ningún medio y menos por la Cooperativa. Pero en este, como en otros casos, se trata de la muerte de una persona. No es una cuestión menor ni que podamos dejarla en suspenso o pasarla por alto, aunque no es nuevo que para cualquier empresario en este tipo de situaciones, cuando más rápido pase el tema y se olvide, mejor.

Todo lo exponemos es extra oficial. Para los resultados de las investigaciones oficiales, por supuesto, deberemos esperar y esperar.

ver otras fotos en: www.facebook.com/noticiasramallo

 





Don`t copy text!