Actualidad

Una historia de desamparo…




Al parecer los reclamos de los vecinos de la ciudad de El Paraíso no generan el accionar del poder político ramallense. Ni los concejales, ya sean oficialistas u opositores, ni el intendente, ni las autoridades del hospital ofrecen solución a los problemas que tienen los vecinos para lograr que el sistema de salud municipal llegue sin excusas a su pueblo. ¿Será que El Paraíso es una población chica y sus votos no mueven el amperímetro en este año electoral? El sábado se volvió a necesitar la ambulancia desde esta localidad y no volvió a estar.

 

Por otro lado, el niño que necesitó atención médica llegó al hospital Gomendio y debió esperar varias horas hasta que un profesional de cirugía lo pudo atender. Los problemas en el área de salud de Ramallo, a esta altura, son inocultables y quedan al desnudo cada vez que un niño tiene que esperar horas en el hospital o cada vez que la ambulancia que debería estar en una localidad está haciendo guardia en otro lugar. Otra cuestión que queda al desnudo es la poca voluntad política para resolver esta cuestión. Ariel Santalla, Pineda, Van Kemenade y varios ediles se comprometieron a dar respuestas en el lapso de 15 días que ya pasaron.

Un párrafo aparte  debe hacerse para hablar de la oposición local pasiva, el kirchnerismo y el Frente Renovador, que se quedaron con la presentación de un proyecto de emergencia en salud en el partido que pasó a comisiones. De gestionar ante quien corresponda o de presionar al intendente y a las autoridades del hospital Gomendio para que resuelvan ni hablar.

Sin ambulancia y a esperar

 

Silvia Correa, vecina de El Paraíso, en charla con nosotros se refirió al nuevo episodio en que se necesitó la ambulancia y brilló por su ausencia. “La ambulancia esta pero hace de cuenta que no. Todo está igual porque trajeron la ambulancia pero cuando uno la necesita no está. El sábado a las 16 hs tuvo un accidente mi nieto, se cortó la orejita, tenía toda la oreja para abajo, le tuvieron que hacer siete puntos. Llamaron a la ambulancia y la ambulancia estaba haciendo guardia en el hospital supuestamente. Llamaron a la ambulancia y tardó más de una hora en ir a buscar a mi nieto, tuvo que ir en auto con un sobrino mío ¿podes creer eso? Y el director del hospital nos había dicho que la ambulancia no tenía que hacer guardias en el hospital. Siete puntos le hicieron a mi nieto y tuvieron que esperar a un cirujano porque un medico común no le podía hacer nada. Así que hasta las 20 hs mi nieto estuvo esperando que  le pudieran coser una orejita” dijo Correa.





Don`t copy text!