ActualidadImportantes

Una gran estafa al pasajero. Vercelli (parte 1)

Para iniciar a hablar del tema que se trata esta semana en el Concejo Deliberante, el aumento del boleto local, hay que empezar por citar que la empresa que ganó la licitación de la línea 500, al momento de la votación de la entrega de esta línea, “dibujó” un aumento del boleto, que los concejales según ellos mismos reconocen, “se lo comieron”, fue un aumento no previsto que vino metido dentro de la ordenanza. Todos los que consultamos coincidieron en que no se dieron cuenta de este aumento escondido, con la llegada de Vercelli con el 51% de la empresa local.

Vercelli entró haciendo trampa, y  dada la complejidad de “los números” en los que se basan para “construir” el precio del boleto, nadie se dio cuenta y pasó de largo. Hasta este momento, junio de 2014, todos los aumentos que se dieron fueron estimativos, “a ojo”, sobre el monto que venían pidiendo tanto Sorarraín, o en el último caso que ya era Vercelli.

Los números del boleto:

En una extensa entrevista  que mantuvimos con el concejal Massista Sergio Romá, nos planteaba que, con los antiguos dueños negociando, el 1 enero de 2012 el boleto Ramallo-Villa Ramallo costaba  3 pesos. El 1 de enero de 2012 al 1 de enero de 2013 se le dio un 25% de aumento, pasó a costar $3, 75. Del  1 de enero de 2013 al 1 de enero del 2014, se le otorgó un  14%, pasó a  costar 5,25$, es decir un acumulado de 75%.

“Hasta acá Sorarraín, el dueño anterior,  mantenía el control con Vercelli detrás, hasta ahí hacia un papel de lacayo espectacular” -reconocía Romá- “y llegamos al 1 de junio de 2014, cuando el consejo debe refrendar la única oferta válida en la licitación. Votamos y le damos  un 20 % más de aumento. Este es el error y nos hacemos cargo. Acá la empresa es tomada totalmente a cargo de Vercelli, y no miramos el expediente, no nos dimos cuenta que le aprobamos este 20% de aumento. Pensábamos que estábamos con la empresita de “cachito” y en realidad  ya nos estaban manejando los números una empresa con un nivel de astucia increíble. En resumidas cuentas al 1 junio del año pasado tenían un  110% de aumento acumulado.

En diciembre del año pasado piden  casi 31% más. Si en marzo le dábamos este aumento que pedían se iba a 174%  (2,7 veces más) en poco tiempo.  Si ésta vez nos piden aumento -continua Romá- sólo quiero saber la fórmula,  en base qué piden más aumento y porqué. Ya habíamos discutido antes y esta vez no me iban a tomar por boludo. Somos los concejales y debemos tener la actitud de defender los intereses de la gente. Imaginate que a esta altura, según el ejecutivo, el dibujo del costo del boleto ya le daba 9 pesos”. 

En este año, las cosas fueron  diferente.

El concejal Romá, uno de los pocos en el concejo que puede analizar y desmenuzar los números por su preparación técnica, decidió analizar cada uno de los ítem que componen una fórmula que terminara arrojando el valor del boleto. Esta fórmula es la que conocemos como “polinomica” y se llama así porque tiene en cuenta muchos índices referidos a grandes rasgos, al costo del sostenimiento de la empresa, personal administrativo, serenos, gastos de las unidades, seguros, choferes, desgaste y mantenimiento de unidades y edificios, amortización de unidades, ganancias, impuestos y subsidios, entre otros. La fórmula es una hoja con varias decenas de ítem que reflejan el gasto para mantener operativa a la línea 500, como cualquier otra línea de transporte público de pasajeros, y que por supuesto realiza la empresa. Aquí es donde este año se detecta lo que para la empresa es ” un error”, o mejor dicho, muchísimos errores ( todos en favor de la ganancia para la empresa), y lo que para la apreciación de un vecino sería una monumental estafa. Esto es peor si se tiene en cuenta que todos estos números entregados por la empresa ( falsos en los últimos tres años) son en carácter de declaración jurada, y refrendado por el gobierno municipal que nunca se detuvo a analizar en detalle, los montos en los cuales basaban el precio del boleto.

Por ser declaración jurada, ya cabe un delito por parte de Vercelli, al mentir en los números presentados para darle un valor al boleto.

Es muy difícil de trasladar al llano la explicación de construcción del precio del boleto pedido por Vercelli y la manipulación que hicieron para ganar más dinero con los aumentos del boleto. Aun así trataremos de ser lo más claro posible para demostrar la estafa al usuario.

“El boleto debió ser 4$ más bajo”

En la próxima nota te contamos como Vercelli se quedó con casi 3 millones de pesos en el último año, que debieron ir a una baja del boleto de 4 pesos. Parece poco creíble, pero esto es “tal cual”, según los papeles que ellos mismos presentan como declaración jurada. En esta fórmula de estructura de costos escondían valores irreales que inflaban el costo del  boleto, es decir, su margen de ganancia. Pero visto a través de la lógica del “todo aumenta”, se da por sentado que tiene que ser así, que corresponden los aumentos, cuando sus propios números demuestran que el boleto no debe aumentar, sino que debió ser casi 4 pesos más bajo.

Este tema que parece poco importante ya que muchos no toman el colectivo, pero esconde mucho más de lo que se ve a simple vista, detrás se encuentra una enorme cantidad de dinero que va a parar un solo bolsillo, el de los dueños de la empresa. Y hasta podría ir a la compra de voluntades políticas.  Nuestros representantes serán los que decidan hacer o no el mismo papelón que hizo el Concejo Deliberante Nicoleño, arrodillándose otra vez ante Vercelli.

 

por redacción NBA

ver nota 2: https://www.ramalloinforma.com.ar/sociedad/item/41492-se-quedaban-con-mas-de-2-millones-y-medio-manipulacion-de-vercelli-parte-2.html  





Don`t copy text!