Actualidad

Recorriendo el Espinel




En los primeros días del mes de diciembre fue designado como Jefe de Monitoreo de las Cámaras de Seguridad de Ramallo, Edgardo Espinel quien posee antecedentes penales que lo invalidan para ese puesto. 

 

Edgardo Espinel condenado por apremios ilegales cuando era policía por haber golpeado  a un joven cuando cumplía funciones en La Emilia. Investigado también por falso testimonio en lo que se conoció como “la masacre de Ramallo”,dan cuenta que Edgardo Espinel es la persona menos indicada para ocupar ese puesto. Aquí un repaso por sus graves antecedentes.

“El nuevo Jefe del Centro de Monitoreo es un hombre con formación policial, formó parte de la fuerza de la provincia de Buenos Aires,pero fue desafectado luego de un conflicto con un joven, que lo tuvo como protagonista cuando prestaba servicio en la localidad de La Emilia” escribieron desde el portal de noticias de la radio NBA.

 

“Espinel es empleado municipal, venía desempeñándose en el área de Faltas, como responsable del Juzgado de Faltas Municipal. Además en su currículum cuenta con un paso por la policía bonaerense”. Informaron desde el portal de noticias de la Radio San Nicolás 24.

“El nuevo Jefe del Centro de Monitoreo es un hombre con formación policial, formó parte de la fuerza de la provincia de Buenos Aires, pero fue desafectado luego de un conflicto con un joven ladrón, que lo tuvo como protagonista cuando prestaba servicio en la localidad de La Emilia. Ahora, luego de unos cuentos años en el sector de Faltas del municipio, Espinel fue nombrado en reemplazo del renunciante Jorge Urquiza” informó el diario El Norte sección Ramallo.

Así se podría seguir con el registro de cómo una gran mayoría de los medios informaron sobre los antecedentes de Edgardo Espinel. Lamentablemente los medios locales y de la zona, mencionaran el paso de Espinel por la policía pero omitieron por qué dejó ser parte de la fuerza. Algunos medios que lo mencionaron lo hicieron con falsedad. Ya que Edgardo Espinel no tuvo ningún tipo de “conflicto” como informó maliciosamente El Norte en la sección Ramallo, sin llevar adelante un recorrido por el archivo de su propio diario por los antecedentes de Edgardo Espinel cuando se desempeñó como policía, que lejos de colocarlo como la persona indicada para el  puesto de jefe de monitorio de cámaras,  lo invalidan.

Lo malicioso de lo redactado por la redacción del diario El Norte sección Ramallo está en no chequear su propio archivo, y tergiversar la historia al  escribir: “fue desafectado luego de un conflicto con un joven ladrón, que lo tuvo como protagonista cuando prestaba servicio en la localidad de La Emilia”. Algo que también repitió sin mayores averiguaciones, el portal de noticas de NBA. No fue ni un “conflicto” ni fue con “un joven ladrón”, se trató de una golpiza y tortura física por parte de Edgardo Espinel contra un joven que habían detenido, acusándolo de un robo que no cometió, y a quien golpearon brutalmente en el destacamento de La Emilia, donde Edgardo Espinel oficiaba como Jefe.

“Lo comenzó a usar de alfombra”

El 6 de octubre del 2000 el diario El Norte publicaba en su portada“Denuncia por apremios ilegales”. Una foto ilustraba el título (ver imagen), la imagen era la de Marcelo Carpintieri con su rostro lastimado. La bajada de la portada informaba “Ayer, a través de su padre, se ratificó oficialmente la denuncia por apremios ilegales cometidos en perjuicio de Marcelo Carpintieri,presuntamente por parte de personal policial de La Emilia”. En la página 10 del diario con el título “Lo golpearon sin piedad” que se desprende del relato que hace el padre del joven al diario, se puede observar la foto de la víctima con su ojo morado y otras lesiones en su rostro.

“Marcelo se encontraba con su novia en la plaza del pueblo,-cuenta el padre a El Norte-conversando y departiendo como cualquier muchacho a esa edad,cuando cayó la policía con un patrullero. Enseguida lo invitaron a acompañarlos hasta la dependencia para producir consulta sobre sus antecedentes. Mi hijo,ascendió al móvil sin resistencia alguna ya que es un muchacho bueno y hasta ingenuo, si se quiere, tanto que nunca llegó a imaginarse lo malo que iba atener que enfrentar. Una vez en la comisaría-agregaba el entrevistado-lo obligaron a tirarse en el piso y en ese lugar lo sometieron a una golpiza tremenda. Incluso el jefe, el oficial Espinel, lo comenzó a usar de alfombra.Es decir que cada vez que pasaba por el lugar lo hacía pisándolo. Le exigían que les entregara un arma que mi hijo nunca tuvo y lo acusaron, junto a otros chicos, de haber asaltado a un muchacho de Villa Riccio que supuestamente lo estaba señalando falsamente a mi hijo como uno de los autores del atraco. A Marcelo-acotaba enseguida el entrevistado-lo llevaron finalmente a la comisaria Primera de San Nicolás donde al verlo los propios policías se sorprendían y se le escuchaban expresiones del tipo ‘¡qué macana se mandaron los de La Emilia’”.

Más archivo

El 7 de octubre de 2000 el diario El Norte informo en su portada “José Ferrari pidió la disponibilidad para policías de La Emilia”. En la página 13 donde se encuentra la nota se cuenta “Anoche, el comisario inspector Ferrari admitió ante El Norte, que ‘se lograron las pruebas para considerar a nivel de nuestra institución, que el chico Carpintieri fue golpeado en el interior de la dependencia, lo que precipitó algunas decisiones”.

El 8 de octubre de 2000 la portada del diario El Norte tiene el siguiente título “Habló la madre de Marcelo Carpintieri”. El título acompañado de la foto de la madre  y con la volanta “Caso Apremios”, posee una bajada que dice: “Ayer El Norte, entrevistó a la mamá del joven Marcelo Carpintieri, que denunciara haber sido víctima de brutales apremios por parte de policías de La Emilia, a los cuales la Jefatura Departamental les solicitó la disponibilidad preventiva”. En la página 14 está la entrevista con el título que es parte de lo que expresa la madre, Manuela Rojas, “Me preocupa el futuro…”. La foto de la señora también es acompañada por la de su hijo con el rostro dañado por la golpiza, y abajo un epígrafe “cuando lo vi así a Marcelo me quería morir”. La madre, entre otras cosas que expresa en la entrevista cuenta: “Los castigos venían acompañados de gritos y reproches…y preguntas..¿dónde está el arma?, ¿dónde robaste?…Marcelo rogaba un poco de indulgencia, de piedad y les decía que él no había hecho nada y que no tenía arma alguna. Pobrecito, lloraba, le daban trompis y puntapiés en el ojo, en el oído y no se podía defender. Tanto miedo tuvo en determinado momento que se hizo el desmayado y Espinel le gritaba ‘note hagas el muerto hijo de puta y decinos dónde está el arma’”…

También en un repaso por lo que el diario El Norte siguió detalladamente, aunque ahora parecen desde la redacción de El Norte en Ramallo olvidar la importancia de aquel suceso, aparece quien fue el abogado defensor de Marcelo Carpintieri, Juan Murray, que al ser entrevistado da cuenta de la falta de pruebas en la acusación contra el joven.

La palabra del abogado defensor de Carpintieri

El actual fiscal Juan Patricio Murray ofició en el año 2000 como abogado defensor del joven Marcelo Carpintieri. El reportaje a quien fue su abogado es fundamental para saber que Marcelo Carpintieri no fue un “joven ladrón” como sostienen desde la sección Ramallo del diario El Norte, y lo de Edgardo Espinel no fue un “conflicto”, sino una condena por clara violación a los derechos humanos, que debería tenerse en cuenta para que no ocupe actualmente el cargo de jefe de monitoreo de cámaras.

En el año 2000 usted como abogado representó a un joven de La Emilia, Marcelo Carpintieri, a quien lo detuvieron y golpearon policías en el destacamento de La Emilia. Carpintieri era acusado de un robo que finalmente se demostró, no cometió. ¿Esto es así, que recuerda al respecto?

Yo representé a Marcelo Carpintieri en la causa en la que él denunció a los policías del Destacamento de la Policía de la Provincia de Buenos Aires de La Emilia (el cual dependía dela Comisaría Primera de San Nicolás) por el delito de apremios ilegales.También lo representé en la causa que falsamente se le armó tratando de implicarlo en una tentativa de robo calificado. En el mes de Octubre del año 2000 fue detenido encontrándose con un grupo de jóvenes en la plaza de esa localidad y trasladado a la dependencia policial mencionada. Allí fue salvajemente golpeado como lo ilustraron las fotografías que puso el diario El Norte en sus ediciones, inclusive creo que una fue tapa de dicho diario. A la par se lo implicaba en la comisión de un delito que no había cometido. En esta segunda causa fue sobreseído, quedando totalmente desvinculado de la misma y demostrándose acabadamente su inocencia.

¿Qué sucedió con los policías que golpearon al joven, se pudieron identificar,fueron juzgados?

Si pudieron identificarse, uno de ellos era Edgado Espinel, oficial del Destacamento de La Emilia, no recuerdo si era el Jefe del mismo o el Oficial de guardia del día que Marcelo Carpintieri fue allí conducido y salvajemente golpeado. Tanto Espinel como su compañero de esa dependencia policial fueron condenados por el Tribunal en lo Criminal Nº 1 del Departamento Judicial de San Nicolás a la pena, creo recordar, de tres años de prisión por el delito de apremios ilegales. Sentencia que quedó firme y sobre la que se suspendió su ejecución. Pero fueron ambos(Espinel incluido) declarados penalmente responsables por haber golpeado salvajemente a Marcelo Carpintieri, un chico bueno de La Emilia que sin ningún tipo de fundamento fue acusado de haber cometido una tentativa de robo calificado.

En los medios locales, ahora que Edgardo Espinel fue nombrado como jefe del centro de monitoreo de cámaras de seguridad, quizás repitiendo lo que la redacción del diario El Norte sección Ramallo publicó maliciosamente, señalan que Edgardo Espinel “formó parte de la fuerza de la provincia de Buenos Aires, pero fue desafectado luego de un conflicto con un joven ladrón, que lo tuvo como protagonista cuando prestaba servicio en la localidad de La Emilia”.

¿Cree que esta mentira intenta falsificar los antecedentes de Espinel?

Mire yo no calificaría esa afirmación de mentira. Diría que es una información que no es cierta. Marcelo Carpintieri no fue ni es un ladrón, y quien lo haya afirmado seguramente deberá responder ante la justicia por haber dicho eso.

Edgardo Espinel es un ex Policía de la Provincia de Buenos Aires que ha sido condenado penalmente  (con condena firme) habiendo él mismo admitido los hechos en un juicio abreviado por un delito sumamente grave, cuales el de apremios ilegales. Seguramente ha sido, en base a dicha condena penal por un delito doloso,  cesanteado o exonerado de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. También recuerdo que,en base a las discrepancias de sus dichos durante la etapa de instrucción y en el juicio, el Tribunal Oral Federal en lo Criminal número 1 de Rosario dispuso se lo investigara por el delito de falso testimonio, cometido en la causa llevada adelante contra los policías bonaerenses en la conocida como “Masacre del Banco Nación de Villa Ramallo”. Me refiero a aquella causa en que se enjuició a policías por haber asesinado a los rehenes (el Gerente y el Contador), causa en la que Espinel declaró como testigo por haber estado presente como Policía del Comando de Patrullas Bonaerenses en el lugar de los hechos. No comprendo entonces como la Municipalidad de Ramallo le ha confiado algo tan delicado, la Jefatura del Control de las Cámara de Monitoreo de Seguridad. Quiero creer que seguramente se debe a que no se han testeado correctamente sus antecedentes.

 

 





Don`t copy text!