Actualidad

Por poco no le robaron, ni la pasaron peor.

En la noche del viernes 2 de Mayo, sucedió que el señor Sergio Meths, al llegar a su casa domiciliada en  Marinero Pagno  no encontró a nadie pero si se encuentra una ventana abierta y con todo preparado para que le sustraigan electrodomésticos y algunos otros elementos. Inmediatamente da aviso a la policía quien se hace presente en la brevedad y comienzan una búsqueda y rastrillaje, por lo cual logran aprehender al ciudadano Sotelo domiciliado en Villa Ramallo de 25 años de edad. El hecho fue caratulado como Tentativa de hurto y violación de domicilio, quedando detenido el acusado en el destacamento policial de Villa Ramallo, hasta la mañana del sábado que fue trasladado a la fiscalía de San Nicolás, donde recupero su libertad pasado el mediodía.

La damnificada, Carina Alvarez, hizo público su vivencia a través de Facebook  el día del hecho: “Llego a mi casa 23.30 y el vecino me dijo no entres que escuche ruidos…miro arriba y la ventana abierta . Hago ruido en el portón y un tipo que salta por la ventana…!!! Logró escapar en una bici y mi marido y sus amigos lo siguieron hasta encontrarlo, tiró la bici y se escapó. Minutos más tarde la policía lo agarro !!!! Ahora a declarar y nada….seguro que nada como siempre!!!! Y seguimos así…hasta cuándo… y dale, y dale ….ya en realidad debería decir que. Después de lo que nos pasó ya nada es grave pero da bronca mucha bronca….estamos indefensos!!!!”

El día después, Carina volvería a aclararnos como estaban las cosas: “podría haber pasado cualquier cosa, el chorro confeso que entro a mi casa porque estaba drogado, y si mi vecino no me alerta yo entro y me encuentro con el”

Cabe preguntarse quién debería responder a esta cuestión: ¿Quién sería el responsable si hubiera sucedido algo esa noche a raíz de que un simple delincuente, un hecho de robo en ausencia de los dueños del hogar, se hubiera transformado en un incidente con daños a personas, agravado por la condición del individuo, de estar drogado, y ni hablar de haber estado también armado?.

En este caso, no hubiera sido la lentitud de la fiscalía, problema que describimos en la última nota  de Ramallo informa, a cerca del hecho policial del domingo anterior en Ramallo. Tampoco podríamos culpar a la policía. Aquí tendríamos que sumar al “robo menor o hurto”, el problema del fácil acceso a las armas por parte de los delincuentes, y por supuesto, la droga.

Algún grito en alguna de las marchas expresaba “¿qué esperan, ver un féretro por la calle?!!!!”.

 

…Puede parecer exagerado, pero en algún momento, más tarde o más temprano, esto sucederá. Y lo peor es que las autoridades en su conjunto, no parecen haber tomado el problema en serio, no parecen haberse dado cuenta o eligen no darse cuenta por la complejidad del tema, en el  que deberían ya estar sumergidos.





Don`t copy text!