Actualidad

Policía y Justicia: ¿objetivos opuestos?




En los últimos casos de robos,  se sucede una y otra vez la misma conversación con la policía y las autoridades. Parece que la policía obtuviera resultados que luego aparecen como burlados por los delincuentes, gracias a las decisiones de la justicia, hablando siempre de reincidencia en el caso de delincuentes comunes.


 

En materia robos, generalmente los hurtos, robos menores o al paso, robos de motos, herramientas o similares, aparece un patrón común, y es que los delincuentes son locales y en su gran mayoría menores de edad. Muchos de ellos ya están identificados en las comisarías Primera de Ramallo y Segunda de Villa Ramallo, pero a pesar de ser aprehendidos no pasa mucho tiempo y vuelven a las calles para repetir su conducta: delinquir. 

El problema se ha vuelto una constante y el foco se traslada a la justicia, donde se pueden gastar decenas de palabras y tecnicismo para explicar, pero no se logra convencer satisfactoriamente a la población porque estos delincuentes tienen garantizado su regreso a las  calles.  

Este es el caso de uno de los ladrones de Ramallo que robó junto a otro menor, una motocicleta en los últimos días, y que ya ingresó en innumerables oportunidades a las dependencias policiales locales.

El debate es una deuda pendiente donde la gente aun tiene mucho por decir, y la justicia, mucho por explicar. Y tal vez, mucho por corregir.





Don`t copy text!