Actualidad

Niña se pierde por imprudencia de Vercelli

San Nicolás- La pasada semana, una niña de 11 años que viaja todos los días desde la terminal de San Nicolás, donde la dejan sus hermanos, hasta  a Rojo para estudiar, termino perdida en un barrio que queda en la otra punta de su casa al producirse un desperfecto en la línea 500, la cual ella toma par air hasta rojo, y ser obligada por el colectivero a tomarse la línea 507 que tiene otro recorrido.

La niña de 11 años que comúnmente viaja hasta la localidad de Rojo a estudiar, no llegaba nuevamente a  la terminal de San Nicolás donde siempre se baja y también toma el cole para ir a la escuela. Diariamente sus hermanos la acompañan a tomarse el 500 que la lleva hasta la escuela y luego la trae a la salida. En esta oportunidad la niña no llegaba.

Un hecho sumamente alarmante y de desesperación para su familia quienes estaban esperando que llegara y ella no aparecía.

Lo que sucedió fue que la línea 500 que traía a la niña, sufrió un desperfecto técnico a la altura del Barrio Villa Esperanza y todos los pasajeros debieron bajar del colectivo. El chofer de la línea 500 inmediatamente bajo a todos los pasajeros, inclusive los menores de edad, y los subieron a otro colectivo. Los pasajeros se subieron a la línea 507 que realiza otro recorrido.

 La niña, que estaba a bordo de un colectivo con otro recorrido, no supo donde bajarse para volver a su casa, no supo que hacer, no tenía celular para llamar a sus padres y terminó bajándose  de la plaza del cementerio y tomo otro cole. Terminó en barrio San Martín, en donde gracias a la bondad de Dios una mujer llamada Tania, que se dio cuenta que estaba perdida, la llevo a su casa.

“Lo lógico en esta situación hubiera sido que la empresa enviara un colectivo de la misma línea 500”. Reclamó un familiar de la niña a la empresa.  En todo caso, que el colectivero no debería haber dejado que los menores de edad se subieran a otra línea, con un diferente recorrido y sin autorización de los padres. Lo cierto es que ante el reclamo de un familiar,  el empleado que lo atendió le dijo que “La lógica de la empresa no es la misma que la suya”.

¿Qué hubiera pasado si a esa niña le pasaba otra cosas?, ¿si nuca más la veían su padres?, ¿ si algún desquiciado la violaba? Gracias a Dios la suerte estuvo con ella y una buena mujer la encontró pero una vez más las miserias de Vercelli quedan expuestas y la empresa sigue haciendo lo que quiere ya que es la única que presta el servicio de transporte público en la zona. 





Don`t copy text!