Actualidad

“NBA: usina mediática sin profesionalismo y mucho menos rigurosidad.”




Levantamos esta nota publicada como respuesta vía Facebook, por Fernando Latrille, a raíz de una pregunta que fue realizada en una nota radial a Lezcano. En la misma hubo un  error de fecha (que Latrille detalla con precisión y aprovecha para confundir error con ignorancia).

 

La publicación la realizamos por la argumentación solida respecto a la deuda externa en la última década, presentando información que vale la pena tener en cuenta. Lo expuesto por Latrille  no está cercenado ni en  una sola coma. Expone, da catedra, y descalifica con sus apreciaciones a cerca de nuestro trabajo, aunque no responde al planteo original que hicimos desde los Micrófonos de NBA, ni a lo que el propio Lezcano cuestionó en la breve nota.

Esta catarsis de Latrille, es interesante para conocer datos, que si bien no estaban en discusión, es bueno tenerlos en cuenta.

 

“Con respecto a la deuda externa y los fondos buitres hay ciertas confusiones o el deseo por parte de una izquierda abstracta de que la comunicación contenga muchas cosas mezcladas, quizás por el desconocimiento del comunicador al que se le suma el disparate del entrevistado, como en el que se incurre desde la radio NBA, con el comunicado “¿Buitres o Patria?” donde arman esa bomba que al decir de Ignacio Ramonet es un intento de confundir aún más a los que escuchan o leen. No hay que sorprenderse porque así se trabaja desde las usinas mediáticas, sin profesionalismo y mucho menos rigurosidad. En principio aquella pregunta retorica con la que se arranca esta “información” expresando que Cavallo socializó la deuda externa en 1990, es un error u horror histórico que no se puede dejar pasar. La estatización de la deuda, que es seguramente a la que se intentó referirse, no fue en 1990, sino en durante la dictadura-1982-, cuando Cavallo ya ocupaba un cargo en el Banco Central. Decir, como se expresa que con “pan y circo” donde según se escribe “se intenta disfrazar negociados u errores”, es al menos estar mal informados o tener presunta mala fe. El kirchnerismo ha decidido pagar la deuda externa pero como siempre señaló Kirchner no se haría a costa de la exclusión de los argentinos. Y es ahí que se demostró lo que Zaiat tituló en su libro, una economía a contramano. Argentina creció, creo empleo, redujo la pobreza y fue ahí cuando Kirchner realizó una renegociación de la deuda que fue notable. Quienes seguíamos la cuestión deuda externa por haber al menos leído algo, lo hacíamos con cautela, dudosos del paso que daba Krichner, desconfiados, como en mi caso, quizás por la triste experiencia de gobierno anteriores, pero Kirchner realizó una quita extraordinaria, lejos de ser una mala negociación u error, fue un acierto que terminó confirmando en los hechos que era un gobernante dispuesto a no traicionar a su pueblo. La restructuración que realizó Kirchner de la deuda externa significó para el pueblo, para la Argentina, una quita de 65.000 millones de dólares. Por eso expresar que se trata de “pan y circo” o alguna maniobra de ocultamiento la consigna que se milita “patria si buitres” es un grosero error, es no entender que los fondos buitres practican el terrorismo financiero y amenazan con voltear esa restructuración que se llevó adelante con notable éxito reconocido en el mundo. Hay que entender que un fondo buitre que en 2008 compró bonos basura por 48,7 millones de dólares quiera recibir ahora un retorno agregado de 1.608% de inmediato y en efectivo es una locura, es romper contra la soberanía, institucionalidad y republicanismo que por suerte goza la Argentina. Y lo peor es que esto no terminaría acá, porque de esta manera habría que pagarles a los primeros buitres 1.500 millones, lo que les otorgaría a los bonistas que entraron en la reestructuración de buena fe el derecho a reclamar un trato igual, lo que significaría un pago de 120.000 millones adicionales, es decir que sería la quiebra del país. Es un caso típico de terrorismo financiero. Y el gobierno que nos representa, al igual que el antecesor, como lo hiciera Kirchner, privilegia aquello que Perón planteara como las tres banderas: La justicia social; la independencia económica y la soberanía política. Se pagó mientras se creció y existió y se intenta que exista justicia social, tuvimos independencia económica cuando se le pagó al FMI, que permitió la soberanía política, ya que el organismo dejó de tener injerencias sobre nuestro país.

Es decir, hablar de deuda externa ligeramente no es bueno, por lo complejo del tema. Se puede decir por qué se paga una deuda contraída por el Terrorismo de Estado, como se preguntan desde NBA, y lo cierto es que esa posibilidad la tenía Alfonsín, en poder establecer la diferencia entre deuda legítima e ilegítima. Se puede mencionar el fallo del Juez Ballestero, quien esperó que la causa iniciada por Alejandro Olmos prescriba, el fallo determinó que la deuda era ilegítima, y la responsabilidad de tomar ese fallo, estuvo en el Congreso, pero lo cierto es que gobiernos democráticos legitimaron esa deuda, lo hizo Alfonsín, donde la deuda no creció como si lo hizo durante el gobierno de Menem, donde nos endeudábamos para sostener la ficción un peso un dólar, y lo hizo De la Rúa luego con la estafa de blindaje y megacanje. Fue el gobierno de Néstor primero y el de Cristina luego, los que aseguraron y aseguran la soberanía, por lo tanto la mala fe del periodista que redactó esto, más el entrevistado, hacen la bomba de la desinformación que muy a menudo circula en nuestro país por los medios de comunicación.

Por último, sobre este tema deuda, me permito recomendar los siguientes libros y material de trabajo como un museo: “Todo lo que usted quiso saber sobre la deuda externa y siempre se lo ocultaron” de Alejandro Olmos. El libro de Norberto Galasso “De la Banca Baring al FMI”. “La Deuda Externa explicada a todos (los que tienen que pagarla)” de Alfredo Eric Calcagno y Eric Calcagno. “La Nueva Deuda Externa explicada a todos” de Alfredo Eric Calcagno y Eric Calcagno. El Museo de la Deuda Externa que lleva adelante la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires, así como los materiales realizados por ellos, los comics sobre deuda externa, y el dibujo animado realizado con una calidad notable que es MARCIANOS, CRONOLOGÍA DE LA DEUDA EXTERNA, que emitió canal Encuentro y que se llevó también al cine en versión película. Y también se puede consultar trabajos al respecto de especialistas del Plan Fenix.

Por Fernando Latrille”

 

 





Don`t copy text!