Actualidad

Megacausa Sain Amant II




Luego de una interrupción de un mes, se reiniciaron las Audiencias Orales de la MegaCausa Saint Amant II en el Auditorio “Macacha Güemes” del ITEC de San Nicolás. Recordemos que durante este paréntesis se llevaron adelante inspecciones oculares en Centros Clandestinos de Detención que fueron denunciados en los relatos que surgen de las lecturas de los requerimientos de elevación a juicio oral. Este recorrido incluyó las Comisarías Primera y Segunda, la Brigada de Investigaciones y la Unidad Penal Nº 3 de San Nicolás. También los jueces inspeccionaron la Comisaría Primera de Junín.

El Martes 17 de Junio, cerca del mediodía con la presidencia del Juez Vázquez y las vocalías de Paulucci y Escobar Cello se dio inicio con la indagatoria del ex-Comisario Mastrandrea quién no hizo uso de la palabra por lo que se leyó la indagatoria hecha en la instrucción.

Posteriormente el Secretario del TOF Nº 1 leyó la resolución de los Jueces por la que se ordena que el ex-Coronel Saint Amant está en condiciones psíquicas y físicas de continuar con su juzgamiento. Para ello, seguirá detenido en la Unidad Hospitalaria del Penal de Ezeiza desde donde podrá presenciar las Audiencias por videoconferencia. De este modo se dió por cerrada la estrategia de impunidad de su abogado defensor, el Doctor Miño.

Se dio lectura a los Testigos que fueron citados para las dos Audiencias. Precisando que el General José Luis Garcia, se encuentra enfermo por lo que se solicitó reproducir una videograbación de su testimonio en los Juicios por los casos de Campo de Mayo. La Perito del Archivo DIPBA de la Comisión Provincial por la Memoria, Claudia Berlingieri solicitó reprogramar su testimonio. Se indicó que Jorge Di Sábato y Mario Nuñez han fallecido por lo que se solicitó incorporar sus declaraciones testimoniales en instrucción, por lectura.

Finalmente de los 6 testigos citados para el día martes 17, sólo dieron su testimonio Alvaro Ocariz y Luis Lita. Ocariz, primo de la víctima, el arquitécto Jorge Ocariz fue el familiar que presentó el Habeas Corpus en los primeros días de diciembre cuando ocurre el secuestro en el domicilio de calle Agüiar. En su testimonio relató la discriminación que padeció su familia en esos años, dando como ejemplo el destino que le dieron a un hermano menor cuando hizo el servicio militar obligatorio.

En tanto Luis Lita, -el único vivo de las tres víctimas que fueron secuestrados y posteriormente detenidos por varios años- contó pormenorizadamente su secuestro en noviembre de 1977, los tormentos y vejaciones a que fue sometido en la Casita, frente a la Unidad Penal Nº 3 que fue utilizada como Centro Clandestino de Detención. Posteriormente fraguaron un operativo para blanquear su detención en las Comisarías de San Pedro y Baradero. También dejó en claro la complicidad de la Justicia Federal en aquel entonces. El Juez Federal Milesi y su cooperación con la jefatura del área militar 132. Lita fue condenado por Milesi, posteriormente absuelto por la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario. Igualmente permaneció detenido a disposición del PEN. Hasta que le dieron Libertad Vigilada en San Nicolás. Cuando llegó la democracia emigró a Olavarría agobiado por la estigmatización que padeció. Regresó a San Nicolás el año pasado.

En la Audiencia del Miércoles 18, de los 4 testigos citados, declararon el médico penitenciario Roberto Silicani, el farmacéutico penitenciario Norberto Malacalza y un vecino del arquitecto Ocariz, Pablo Vázquez.

El médico y el farmacéutico fueron interrogados sobre su función dentro de la UP3 y su responsabilidad respecto del cuidado de la salud de los internos y del conocimiento personal de algunos de los detenidos políticos. A consecuencia de ello, la Fiscalía solicitó un careo entre Luis Lita y el Médico Silicani que se fijó para la próxima audiencia del miércoles 25 de junio.

Pablo Vazquez relató que escuchó los gritos de Ocariz en la noche de su secuestro y que por la mañana con su padre los llevaron al domicilio del arquitecto, para que fueran testigos del allanamiento y de una “pasta” explosiva que encontraron en el lugar. Vazquez contó que esa noche vió un Fiat 125 celeste con hombres en su interior. Que su padre le pidió que no lo dijera, y que recién pudo hablarlo con Ocariz, muchos años después. También contó que por casualidad descubrió que el propietario de ese auto era el propio Saint Amant. Se lo contó un mecánico que había trabajado en el concecionario FIAT de aquel tiempo.

El TOF Nº 1 Reconsideró lo estipulado en la Acordada que no permitía el ingreso de menores de 18 años. Autorizó en una entrevista informal el ingreso de grupos de 15 jóvenes mayores de 16 años. Cabe destacar que el TOF 1 tiene que haber sido notificado de la Resolución Administrativa Nº 468 de la Cámara Nacional de Casación Penal en la que veía como razonable y fundado el pedido del Encuentro Regional por Memoria y Justicia.

 

FUENTE: Diario El Informante.





Don`t copy text!