Actualidad

“Manzanita” ¿victimario o victima?




“Manzanita” es el apodo de un joven que se vuelve recurrente dentro de la crónica policial porque fue detenido en infinidad de veces por personal policial y este martes no fue la excepción ya que este personaje volvió a caer junto a un menor cuando intentaron sustraer herramientas del parador “Cocodrilo” en la zona costera de Ramallo. Los dos jóvenes ya recuperaron la libertad. ¿La secretaria de niñez e infancia o alguna entidad relacionada con el tratamiento de adicciones no deberían intervenir para que estás víctimas no se transformen en victimarios?

 

Dos jóvenes, uno mayor de edad y con antecedentes en este tipo de delitos contra la propiedad, y un menor, fueron aprehendidos por personal de la comisaría Primera de Ramallo, en el momento que se daban a la fuga luego de haber perpetrado un robo en un parador costero. El hecho se produjo a plena luz del día y los efectivos policiales fueron informados sobre esta situación por empleados municipales que habían visto como las dos personas se iban del lugar trasladando diferentes elementos. En cercanías del parador en cuestión, “Manzanita” y su precoz aprendiz fueron detectados por la policía, los detuvieron y en su poder se encontraron diferentes herramientas que luego fueron reconocidas por el propietario del lugar. El hecho fue caratulado como “Intento de Robo”.

Al momento de la publicación de esta nota tanto “Manzanita” como el menor de edad recuperaron la libertad y esto seguramente generará la bronca de más de algún vecino que fue víctima de las andadas de este joven que siempre es aprehendido y siempre recupera la libertad. Sin embargo, la pregunta que debemos hacernos es ¿Qué obliga a este joven a robar? La respuesta es fácil y evidente: el muchacho al cual nos referimos tiene problemas de adicciones, está enfermo. Entonces ¿La solución es la cárcel o que intervengan quienes deben hacerlo para intentar rehabilitarlo y salvarle la vida? Y si queremos ir más lejos y ser más profundos deberíamos preguntarnos ¿Quién no hace lo que debe hacer y deja que al partido de Ramallo entre droga de cualquier tipo y se venda en cualquier parte arruinando la vida de muchos de nuestros jóvenes? Lo que es claro es que ni la libertad que le otorgan a “Manzanita”, ni la cárcel que muchos reclaman es la solución.

 

 





Don`t copy text!