Actualidad

Lo que el viento se llevó.

Las fuertes ráfagas de viento del viernes próximo pasado, en horas de la mañana, y que había iniciado su paso destructivo en la madrugada del mismos viernes, provocó caídas de árboles, voladuras de techo y cortes de luz en la ciudad de Ramallo. El viento que sopló muy fuerte pasada las diez de la mañana provocó la voladura del techo de una vivienda ubicada en calle Catamarca al 271 de la ciudad de Ramallo, también voló parte del techo de un galpón anexo a la iglesia del Pastor Rosales, en el barrio sur de Ramallo,  y afecto la antena de la emisora de Fm DEL PARANA 99.1.  

Además, el viento derribó decenas de árboles por toda la región, los que cedieron a las fuertes ráfagas de más de 80 y 90 km/hora. El Sector del Balneario municipal quedó con varios árboles en el suelo. Las ramas de los árboles caídas en la plaza José María Bustos, en barrios, en el centro y perisferia de Villa Ramallo, y sobre todo en la costa, también son el reflejo de la fuerza del viento. Pero lo peor del viento fue que, en la direccion en que se produjo, empujó el rio hacia nuestra costa y aumentó su nivel en un metro. El impacto de las olas del Paraná crecido y violento, rompieron un muelle del puerto y socavaron el extremo este del mismo,  sumergió y desapareció dos paradores de playa, destruyo significativamente  otros dos, provocó daños en todos los demás, incluso en cabañas que aunque altas, están a la vera del rio.  

Vecino afectado por voladura de techos.

Gustavo Brusa, un vecino de Ramallo  sufrió la voladura del techo de su vivienda y declaro a un medio radial: “Tuvimos la mala suerte que el fuerte viento nos volara el techo completo de mi casa. El viento era fuertísimo y levantó todas las chapas del techo, yo estaba trabajando adelante en el local comercial,  se escuchó el ruido y la sorpresa al salir y ver que las chapas quedaron agarradas de una sola punta del techo. Nos asustamos porque teníamos una de las nenas durmiendo, también el miedo que se desprenda alguna chapa y lastime algún vecino, por suerte fueron solo daños materiales.  Enseguida paro de llover, eso fue una bendición de Dios, porque apenas calmo el viento, también paró de llover. Enseguida aparecieron diez, quince amigos, eso compensa la amargura que uno se agarra en estos casos, tener gente amiga dispuesta a darte una mano. Aparecieron con silo bolsa, sogas, machimbre, ataron en forma provisoria para tener algo de tranquilidad hasta que pueda arreglar el techo. Cada golpe que te da la vida, aparecen los amigos, y eso es impagable”. Señalo Brusa a Radio Acero.

La destrucción en el sector de costa fue de enormes proporciones y plantea muchos interrogantes actuales y a futuro. Esta información será publicada en el día de la fecha por Ramallo Informa, en una documentación especifica con el relevamiento de los daños.

Estar prevenidos.

Es importante recalcar que si bien no puede predecir la magnitud de lo que sucederá en los próximos meses con exactitud, el fenómeno de El Niño intensificara las inclemencias del clima en los próximos meses, con mayor caída de agua en muy poco tiempo, aumento del nivel del rio en forma pronunciada,  inundaciones gigantescas en enormes áreas en todas las zonas bajas, ráfagas intensas y de direcciones que pueden ser variables y peligrosas por su intensidad. Este fenómeno durará al menos dos a tres meses más.  

Ver ampliación de explicación del fenómeno: https://www.ramalloinforma.com.ar/sociedad/item/42362-alerta-por-las-peores-inundaciones-en-50-anos-permanecera-hasta-julio.html

 

 





Don`t copy text!