ActualidadImportantes

La salud nuevamente al borde del paro.




“En el hospital José María Gomendio hay muchas deudas pendientes con los trabajadores. Hasta el momento no hemos encontrado respuestas por lo cual estamos viendo si en la próxima semana llamamos a una asamblea para determinar los pasos a seguir o tomar medidas, porque entendemos que no se pueden dilatar tanto las respuestas. Evidentemente cuando los problemas no se solucionan en tiempo y forma se vuelven crónicos como ahora. Alguna respuesta va a tener que haber”. Así comenzaron las palabras del referente local de ATE, Adrián Lezcano, y continuo con una lista de demandas, muchas de ellas incumplidas en forma reiteradas en el área de salud, pero esta vez apuntó al nivel local.

“Nosotros entendemos que hay una falta de gestión en políticas de salud, fundamentalmente hacia los trabajadores. Y nos ponen en un lugar que no queremos estar. Hay muchísimas deudas pendientes, hay muchos problemas de gestión, muchas demoras no solo en las respuestas sino también en la atención de los reclamos de los trabajadores. Hay problemas que van desde el mal estado de los vehículos que trasladan a la gente (ambulancias) a problemas con los techos a pesar de que se están arreglando. Evidentemente la multiplicidad y complejidad que hay en los problemas del hospital hacen que hoy el nivel de salud no sea el que nuestra comunidad se merece. Y hay que ponerlo en debate. Nosotros estamos convocando, entre otras cosas, a la mayor cantidad de actores sociales que estén comprometidos  con la inseguridad de los trabajadores del hospital. Sin embargo hasta el día de hoy no hemos tenido respuestas. Esto marca a las claras de cuál es la importancia que las autoridades del hospital le dan a los problemas.”

Lezcano advierte sobre la violencia de la comunidad:

“Para nosotros la violencia que se ha instalado hoy por hoy en la sociedad, hace que por ahí se traduzca a los distintos sectores del estado, en la salud en particular. Y me parece que esto no es un tema menor, porque cuando pasen situaciones mucho más graves, que hasta el momento gracias a dios no han sucedido, ahí nos vamos a acordar del reclamo, o se va a actuar después de que los hechos sucedan. No puede ser que no se estén avocando algunos temas tan  complejos como este, entre otros”.

“Nosotros estamos alertando para que no se espere a que sucedan hechos más graves. Hay que convocar a un comité de crisis, o llámesele como se quiera, para poner en debate  entre todos los actores sociales, incluyendo a los trabajadores, como abordar el tema de la violencia. Porque me parece que no es una respuesta que se puede dar de solo un lado sino que es muy compleja la violencia que hoy estamos sufriendo desde adentro y desde afuera. Ya ni si quiera una cámara va a poder solucionar las cosas en algún momento si las cosas siguen así.  En lugar de abordarlo se dilata el tiempo y esto hace que los problemas se vallan cronificando. Hoy sucede en los hospitales, en las unidades sanitarias pero  en algún momento esto va a pasar a mayores y vamos a tener que estar lamentando cosas que no quisiéramos lamentar”.

El aumento acumulado “es poco”.

“En referencia al pago de los salarios el aumento del 27% se nos fue pagando  en cuotas. Durante todo este año hubo una propuesta  que tiene que ver con un 27% acumulado que ahora en septiembre nos dan el último 10% de esa propuesta anual.  Las autoridades del municipio plantean que ese 27% estaría conteniendo el tema de la inflación. Nosotros sostenemos que no es así y que evidentemente en los últimos tres meses del año necesitamos  generar un nuevo retoque para que el acumulado anual más o menos termine acompañando a la inflación. Nosotros consideramos como primera prioridad que se incorpore un porcentaje en blanco en el bolsillo de los trabajadores porque todo lo que sea en blanco se traslada solidariamente a nuestros jubilados municipales. Hay que tener en cuenta de que cada vez que se dispute aumento sea una cuestión solidaria de los activos hacia los pasivos también. Podemos tener  la mejor oferta pero si no llega a los jubilados no vamos a cumplir con nuestro objetivo máximo, que es que llegue a todo el mundo. No podemos resignar  primeramente que la plata sea en blanco y segundo que tengamos un porcentaje  que si puede acompañar a la inflación mejor y si la puede superar mucho mejor todavía”. A nivel local, hay un último aumento que se dá en el mes de septiembre pero estamos esperando que en los próximos tres meses se dé la discusión del aumento salarial”.

Leé también  El CEF N°60 se prepara para volver

Le Han dado asensos a amigos

“Con respecto al pase de planta, nosotros entendemos que los pases no se han dado con criterios objetivos. Aquí los criterios usados tienen que ver con mayor acercamiento al gobierno municipal. Nosotros no hemos sido convocados para considerar a aquellos compañeros que nosotros consideramos que ya están en condiciones de incorporarse a planta permanente. Hemos presentado un listado de compañeros que están hace 6 o 7 años trabajando en planta temporal y que nosotros consideramos que se hace indispensable que se dé el pase a planta permanente. Sin embargo no hemos tenido respuestas en ese sentido y evidentemente va a ser un reclamo que vamos a seguir teniendo».

Reglamentaciones pendientes y condiciones de trabajo aún sin definir:

«Un hecho importantísimo es que desde julio en adelante que tiene que ver con una nueva  aprobación de un estatuto para los municipales a través de la ley 1456 que establece paritarias a nivel municipal. Esto significa que a partir de este año todos los gremios en forma conjunta, sentados en una misma mesa, van a tener que realizar las negociaciones con la aplicación del ministerio de trabajo como  autoridad competente. Además de esa paritaria donde se van a discutir aumentos salariales y condiciones de trabajo existe lo que se llama un convenio colectivo de trabajo que todos los municipios tienen que escribir y que obviamente se debe dar con la aprobación de los gremios. Hasta el momento no  hemos sido convocados a escribir ese convenio colectivo de trabajo que para diciembre debería estar al menos formulado a grandes trazos. Nosotros hemos notificado al intendente nuestra preocupación porque todavía no se nos ha llamado desde el mes de julio, que fue la puesta en vigencia, hasta la actualidad y nosotros a esto lo consideramos como trascendental,  porque en ese convenio colectivo es donde se va a decidir la letra chica de los trabajadores municipales.  Y la verdad es que estamos ante una oportunidad histórica porque en los municipios de buenos aires no había paritarias, había paritarias a nivel provincial, había paritarias a nivel nacional pero no teníamos paritarias a nivel municipal con lo cual establecer paritarias a nivel municipal es para nosotros una circunstancia histórica. Hemos solicitado una audiencia para tratar estos temas, pero hasta el momento no hemos tenido respuestas.»

Lezcano destacó la falta de definiciones del municipio para el nuevo marco que se debe acordar, y lo catalogo como «HISTOTICO»:

 

“Nosotros planteamos que en el nuevo convenio  colectivo hay que generar un nuevo escalafón municipal. El escalafón municipal que actualmente rige la carrera de los trabajadores está obsoleto, es muy viejo, desde la década del 80 no se ha actualizado. Es momento de actualizar ese estatuto para que permita a los compañeros tener otras alternativas que no son la carrera que hoy tienen que está bastante caduca y bastante básica y no permite entre otras cosas que los compañeros puedan tener concursos, puedan participar de manera directa, trasladarse de un agrupamiento  a otro con la mayor jerarquía que se pueda adquirir, no permite que el pase de una categoría a otra tenga una representación significativa, hoy ascender en el municipio representa 70 u 80 pesos nada más. Y realmente para poder tener una diferencia hay que saltear muchas categorías y esos evidentemente no está bien. Pero por otro lado la nueva ley  estable que en los próximos 5 años todos los municipio de la provincia de buenos aires va a tener que normalizar la planta municipal. Y establece que solo un 20% del total de los empleados  puede estar en planta temporaria, el resto debe figurar en planta permanente. Al menos ya va poniendo un tope para que en los próximos 5 años en toda la provincia de buenos aires se regularice esta situación. En nuestro caso en particular, si bien tenemos varias irregularidades, no estamos tan lejos de ese porcentaje. Me ha tocado acompañar a varios compañeros en otros  conflictos municipales en donde el 50% de los compañeros está en planta temporaria”.

  • INTERÉS GENERAL
  • Salud pública
  • Importante
  • Destacada




    Don`t copy text!