Actualidad

“La plata entra, pero no vemos un peso”

Crisis en la Clínica J.P. ll: “Hasta que no nos paguen la totalidad que nos deben que, varía según las condiciones de cada empleados, más o menos seria entre 25 y 30 mil pesos y no sé si nos quedamos cortos”, manifestaron los empleados de  la clínica privada “Juan Pablo II”. Los mismos se encuentran realizando, como medida de protesta, retención de tareas a raíz de la falta de pago de sueldos y aguinaldos.

 “Desde que dependemos de la clínica San Nicolás nunca cobramos en tiempo y forma. Ellos hacen su vida normal y nosotros los trabajadores no hemos visto un peso. La situación es grave,  nos deben parte de aguinaldo de diciembre de 2014, aguinaldo de diciembre de 2015, parte del sueldo de enero, todo el sueldo de febrero, y  ya estamos llegando a fines de marzo y no vimos un peso”,expresaron los empleados de la clínica J.P II.

La deuda que la Clínica San Nicolás esta teniendo con los 33 empleados, sin contar a los proveedores, estaría siendo de entre 25 mil pesos por empleado dependiendo de la antigüedad, categoría y cantidad de horas de trabajo, etc.

Con respecto al tiempo que hace que ellos pasan por estas situaciones de falta de pago los empleados dijeron que “hace más de 5 años que esto es así. Siempre nos han pagado tarde, pero nunca nos han debido dos o tres meses. En la época de Kandel nosotros siempre teníamos  la totalidad del sueldo para el 31 o 1º. Cuando agarraron ellos (por la clínica San Nicolás) empezaron a pagarnos el 10, 12, el 15 o el 14.. Por eso desde que están ellos nunca cobramos en tiempo y forma, pero nunca se atrasaron tanto como ahora; por ahí no nos pagaban los traslados, la horas extras, los francos trabajados, los feriados y  siempre teníamos algo para reclamar porque algo nos debían, pero nunca como ahora que nos deben tanta plata”.

Ellos ya se cansaron de vivir así “siempre hay alguien que te tiene que andar ayudando porque no tenemos un peso por eso decidimos que por más que nos den algo de plata, hasta que no nos paguen todo no vamos a terminar con la medida de fuerza. Lo que más indigna es ver que la clínica trabaja muy bien porque vemos que pacientes entran, que plata también entra, pero nosotros no hemos visto un solo peso aun y los de arriba se dan el lujo de irse de vacaciones y seguir haciendo su vida normal mientras nosotros los trabajadores estamos esperando que no paguen”.





Don`t copy text!