Actualidad

Está en su casa sano y salvo

El sábado a la tarde, apareció el joven Alejandro Báez, de 33 años, quien se había ausentado de su hogar el día 18 de febrero, con domicilio en Ramallo, y quien padece esquizofrenia, y era buscado por familiares y la policía local.

El  pasado fin de semana un familiar divisó abajo del puente en la ruta 8, al joven, en situación de calle, y lo trasladó a Ramallo, a su domicilio, sin dar aviso a la policía.

El joven ya se encuentra en su domicilio, y durante su desaparición, se alimentó de la basura, y presentaba alteraciones en su estado de ánimo, ya que no tomaba su correspondiente medicación.





Don`t copy text!