sábado, enero 25, 2020
ActualidadMunicipales

El municipio comprometido con el Arbolado Público




Si bien desde el año 2012 se prohíbe la extracción, poda, tala y daños de ejemplares del arbolado público, a partir de la ordenanza N° 4462/12 promulgada por el Honorable Concejo Deliberante, la Municipalidad de Ramallo trabaja fuertemente en concientizar al vecino de la importancia de preservar las especies vegetales de todo el distrito.

 

Es importante recordar los beneficios que la comunidad urbana obtiene a partir de una ordenada planificación y posterior desarrollo de su arbolado público ya que tienen una trascendencia muy significativa en la vida diaria.

De acuerdo a diferentes variables como ancho de veredas y calles, avenidas y bulevares, es necesario tener en claro cuáles son las especies apropiadas para implantar en cada caso.

Es necesario que cada vecino tome conciencia de la importancia de respetar los lineamientos apropiados para podas autorizadas y evitar podas clandestinas dado que cuando son sistemáticas y excesivas debilitan la especie, posibilitan el ingreso de enfermedades y las envejecen prematuramente. Si están mal realizadas y fuera de época, es más grave aún.

Es de público conocimiento que los árboles nos dan sombra, nos protegen del viento, añaden belleza a nuestro entorno y naturalizan duras líneas urbanísticas. Por ello, no se pueden imaginar ciudades sin árboles y deben ser considerados como parte de la infraestructura al igual que las calles, farolas, entre otros.

Leé también  Asamblea en el Hospital Gomendio por la deuda de horas extras

A diferencia de los árboles presentes en el ámbito rural, el arbolado de las ciudades cumple funciones sociales y no destinos productivos.

Su plantación se realiza para aprovechar el espacio público y aumentar el bienestar de los habitantes. Brindan sombra y refrescan el aire, producen oxígeno, regulan la humedad ambiente, disminuyen ruidos, atenúan los vientos, retienen partículas sólidas de hollín y polvo, retienen el agua de lluvia y moderan su escurrimiento, y por último, ayudan al embellecimiento de calles, avenidas y viviendas.

El mal manejo del arbolado urbano deriva en problemas como el ocultamiento de carteles indicadores y semáforos, roturas de veredas, obstrucción de desagües, roturas de cables, oscurecimiento de calles por proyección de sombras, golpes producidos a vehículos altos, falta de sombra estival, etc.

Es por ello que la Municipalidad de Ramallo seguirá trabajando fuertemente en concientizar a la población de la importancia de la preservación del arbolado público y su poda responsable mediante autorización municipal.

  • Municipales




    Tal como la había anticipado La Tecla, el intendente de San Nicolás finalmente será el…
    Don`t copy text!