Actualidad

El mito de las buenas prácticas agrícolas…




Este martes por la noche el salón de Federación Agraria Argentina de Villa Ramallo fue el escenario de la primera Audiencia Pública sobre la utilización y transporte de fertilizantes y fitosanitarios en nuestro partido. Allí disertaron vecinos y profesionales entre los que estuvo el ingeniero Claudio Lowy que entre otras cosas afirmó que “las llamadas buenas prácticas agrícolas son un mito  sustentado en una cantidad de falacias. Falacias en el sentido de mentiras elaboradas por quienes producen estos pesticidas, son mentiras para dañar al otro”.

 

El ingeniero forestal Claudio Lowy charló con “Franja de Noticias” sobre la Audiencia pública de este martes en Villa Ramallo y dijo “Ahí pudieron exponer unas mamas que tienen hijos con problemas asociados a los problemas que generan los pesticidas que relataron historias que nos conmovieron a todos porque desarrollan su vida muy cerca de una plantación de soja que es pulverizada con los pesticidas correspondientes a ese cultivo, escuchamos también la disertación de dos ingenieros agrónomos de la cooperativa y luego tuve la posibilidad de exponer yo y me prestaron atención en un ambiente a veces tensionado por las diferencias de opiniones y demás pero donde el dialogo y el debate fueron la característica más importante de toda la jornada.”

¿Sobre qué versó tu ponencia?

La idea que yo tenía era exponer sobre las llamadas buenas prácticas agrícolas que son un mito  sustentado en una cantidad de falacias. Falacias en el sentido de mentiras elaboradas por quienes producen estos pesticidas, son mentiras para dañar al otro. En este caso el daño tiene que ver con hacer creer que los pesticidas no hacen mal pero cuando yo escuche a estas mamas hice referencia de lo que pasa en otros pueblos donde hay gente a la que les pasa lo mismo que a ellas. El caso de las madres del barrio Ituzaingo en Córdoba donde mostré un mapa de lo que se llama epidemiologia popular donde las mamas relevaron casos de cáncer, leucemia, daños neuronales, malformaciones congénitas y, abortos. Además es un plano de la planta Ituzaingo donde se ve claramente que estas enfermedades más se acrecientan cuando más se acercan a la plantación de soja. Por otro lado, les relate el caso que apareció en 2011 en San Macos Sur, Córdoba, donde se ponían en evidencia las declaraciones del director del hospital zonal donde relataba que las muertes por cáncer se habían multiplicado por cuatro en el periodo de nueve año que coincidía con el periodo en el que se había desarrollado el cultivo transgénico de soja en este territorio y además una médica que recorría toda la zona señalaba el incremento de las enfermedades asociadas a los pesticidas como problemas hormonales, hipertiroidismo, cáncer, cáncer de próstata y al final de la nota periodística se le da la palabra a un productor agropecuario que decía que él aplicaba los pesticidas según las normas, pedía autorización al municipio, pulverizaba con pesticidas clase 4, no hacía nada fuera de la ley pero tampoco iba a cerrar el campo. Entonces, este productos aplicaba las buenas prácticas agrícolas pero eso no significa que no dañe el medioambiente y a quienes rodean esas plantaciones.

 

 

Claudio Lowy cerró comentando que “La ordenanza que está vigente en Ramallo plantea que debe estar presente el ingeniero agrónomo contratado por el productor en el momento en que cargan el producto y además tiene que estar el ingeniero contratado por el municipio para controlar que las condiciones climáticas sean las adecuadas y que los productos que carguen sean los de la receta pero el municipio ni siquiera tiene contratado un ingeniero agrónomo para que haga ese trabajo”





Don`t copy text!