Actualidad

El empleo escasea en Ramallo




La recesión trae consecuencias en la ocupación y en la oficina de empleo de Ramallo se han multiplicado los curriculums en relación al año anterior. Además, las empresas que están en el parque Comirsa cortan la cadena por el eslabón más débil y no renuevan contratos.

 

En los últimos tiempos  empresas de la zona están dando vacaciones forzadas a sus trabajadores y en la oficina de empleo de Ramallo se han duplicado los curriculums. El año pasado a esta altura  en dicha oficina municipal había 300 curriculums y hoy hay 700. Además, Marcos Unsen, en declaraciones periodísticas, confirmó que las empresas instaladas en el partido de Ramallo no están renovando los contratos.

A nivel zonal, Parana Metal, al igual que Motomel hace algún tiempo, a raíz de la caída del mercado, frenará su producción a partir del 25 de agosto y retomará el 8 de septiembre por falta de ventas. Al menos cien trabajadores quedarán suspendidos con el goce del 75 por ciento del sueldo de bolsillo. La autopartista villense venía concretando suspensiones rotativas hasta que finalmente decidieron arribar a esta última medida.

Por otro lado, tiempo atrás la compañía siderúrgica Acindar suspendió por diez días al personal de la acería en la vecina ciudad de Villa Constitución, una medida que  ya se había tomado en el último mes. La suspensión se lleva a cabo desde este martes con dos modalidades: los trabajadores que con licencia por tomar comenzaron a hacer uso de ese beneficio, mientras que el resto del sector fue suspendido con la garantía de cobrar el 85 por ciento del salario neto por cada día no trabajado.

 

La medida afecta a entre 200 y 250 trabajadores de la acería y casi 60 que cumplen tareas complementarias, agregaron desde la compañía, que además de Villa Constitución produce acero para la industria, el campo y la construcción en sus plantas de Tablada, San Nicolás (Buenos Aires), Villa Mercedes (San Luis) y Rosario.





Don`t copy text!