martes, agosto 20, 2019
ActualidadOpinión

Cuando el dinero importa más que la salud

Cuando el dinero importa más que la salud en opinion, noticias

Por Fernando Latrille Es penosa la actuación como representante del pueblo de Marta Gomez que pretende, según ella porque productores preocupados se acercaron para así pedírselo, autorizar las fumigaciones aéreas vía excepción que luego regulará el comité.

 

Según declaraciones mediaticas, Marta Gomez expresó como argumento que: “A todo esto yo que vivo en Pérez Millán en una zona rural, se me empieza a acercar gente preocupada por la situación que se daba en el campo con esta ordenanza”, es decir la misma concejal reconoce que lo que hace es producto de lo que le pide un sector. Evidenciando que ese lobby de productores es lo que la lleva a tomar la decisión favoreciendo esos agronegocios por encima de la salud de la población.   

La concejal Marta Gomez del FpV que es de la localidad de Pérez Millán mejor que nadie debería no estar preocupada por los hombres de los agronegocios y sus ganancias sino más bien por la salud de la población donde vive que está en riesgo desde hace años, por más que ella decida no interesarse por lo que está también en sus narices y son los enfermos de cáncer por culpa de los agrotóxicos. 

Hace tiempo que se informó del estudio realizado entre 2004 y 2007 que determinó que malformaciones, cáncer y problemas reproductivos tienen vinculación directa con el uso y la exposición a contaminantes ambientales, entre ellos los agrotóxicos utilizados en los agronegocios, investigación realizada por un equipo del Hospital Italiano de Rosario, conducido por el doctor Alejandro Oliva-médico y coordinador de la investigación-, quien vino a exponer en las audiencias públicas que permitieron una nueva ordenanza de control de fumigaciones.  

Ese estudio del Hospital Italiano de Rosario se realizó conjuntamente con el Centro de Investigaciones en Biodiversidad y Ambiente (Ecosur); la Universidad Nacional de Rosario; la Federación Agraria local y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA),  abarcando seis pueblos de la Pampa Húmeda (Pérez Millán, localidad bonaerense del partido de Ramallo, y Alcorta, Carreras, Máximo Paz, Santa Teresa y Bigand, todas localidades de Santa Fe) tal como informó en su momento el periodista especializado en dar difusión a estos temas Dario Aranda que en su artículo publicado en PáginaI12 el 14 de mayo de 2008 con el título “Varias generaciones están comprometidas”, nos mostraba lo que en el partido de Ramallo se ocultaba y que confirmó que en esas localidades la existencia de diferentes tipos de cánceres de próstata, testículo, ovario, hígado, páncreas, pulmón y mamas muy por encima de la media nacional.

Resulta curioso que la concejal Marta Gomez justifique la decisión de permitir las fumigaciones aéreas cuando en su localidad esto trajo varios dramas que ella no debería ignorar. En 2009 entrevisté Aída Molina que me decía algo que hoy pasados los años sigue sucediendo: importan más los quintales de soja que una persona sana, y sobre todo por lo permeable que son a los lobbys de sojeros los representantes del pueblo que lejos están en cumplir el artículo 41 de la Constitución por la que juran al asumir y cerca están de los agronegocios como lo hace Marta Gomez.  

«Les importa más los diez quintales de soja que una persona sana»

Las palabras destacada que utilicé como título para la publicación de esa entrevista en el mensuario Despertar con Aída Marta Molina de la localidad de Pérez Millan fueron: “A todos les importa más los diez quintales de soja que una persona sana”. Eso me decía quien contaba con detalles como los llamados mosquitos circulaban por las calles de Pérez Millán chorreando de agrotóxicos las calles cercanas a la escuela. No era menor el testimonio de Aída quien había perdido a su nieto de 8 años quien falleció de cáncer y otro nieto más que perdió producto de las malformaciones.    

 “Hace un tiempo que venimos buscando información porque acá, en Pérez Millán, es una de las poblaciones más afectadas de casos oncológicos y bueno yo lo viví con un nietito hace tres años, donde hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance y lamentablemente no pudimos salvarlo”, me decía Aída en esa charla mantenida en aquel 2009 y agregaba: “a los tres años mi hija queda embarazada nuevamente y tuvimos la desgracia de que el bebé naciera con miles de problemas, con malformaciones y yo creo no tomamos conciencia de todo lo que contamina. Malformaciones, embarazos prematuros, casos cancerígenos y una investigación que se hizo con el Doctor Oliva, que hace unos años estuvo aquí”.  

Realizando un repaso por aquel reportaje me permito traer nuevamente el siguiente pasaje que puede ser ilustrativo para dar cuenta de lo que sucede en Pérez Millán de donde es la concejal del FpV Marta Gomez que lleva ya varios mandatos ocupando una banca y que parece estar impulsada más por responder al lobby de los productores que a la defensa de la salud de su pueblo, que es lo que debería reinar en las decisiones que toma.

En ese reportaje se puede destacar:  

-Existen más casos, muchos más casos de cáncer como marcó el informe del Hospital Italiano ¿no?     

-Y yo calculo que aquí en Pérez Millán por manzana hay prácticamente dos casos. Por lo tanto el porcentaje que tenemos de gente afectada es muy alto, por esta enfermedad. Y muchos que ya fallecieron.

-Algo que me marcaba el Doctor Oliva, de acuerdo al informe que habían realizado ellos, sintieron que en la última reunión reinó un “maten al mensajero”, como que gran parte del pueblo no quería oír las malas noticias que ellos tenían para dar. En el sentido de que había que cuidarse, tomar prevención de los agrotóxicos, los transformadores. ¿Esto fue así? 

-Ocultando la verdad y escondiéndonos detrás de la planta no vamos a solucionar nada. Al menos si nosotros estamos afectados es bueno saber de qué proviene. Porque no podemos pensar en nosotros mismos, hagamos algo para los que vienen. Para las generaciones venideras. Si todos damos paso a un costado y nadie va al frente no se soluciona nada. Yo concurrí a todas las reuniones, hice preguntas, quería saber. Pero después todo se fue apagando y como todo, cuando se tocan casos delicados se llega a un paredón y ahí se frena todo.  

-¿Piensa que es una mezcla de todo, los agroquímicos, precisamente en una localidad donde la soja es la reina?   

-Yo te diría que es una zona rural y fumigaciones hay muchas. A todos les importa más los diez quintales de soja que una persona sana. Vamos a ser sinceros. 

-¿El dinero importa más que la salud?

-Puede más que la salud. Antiguamente no se fumigaba. Y la gente vivía mejor.  

-A lo mejor porque no era la soja la reina, ni la semilla transgénica que necesita del glifosato. 

-Seguramente. Por lo tanto yo pienso que es un todo. Pero creo que cuando se empezó con la soja y los agroquímicos, aumentó la cantidad de gente enferma de cáncer. Todo influye, pero yo me inclinaría más por los agroquímicos.    

  • Opinión
  • Interesante



    Cuando el dinero importa más que la salud en opinion, noticias
    La posibilidad de habilitar las fumigaciones aéreas, prohibidas hasta ahora, abrió nuevamente el debate en…