lunes, enero 20, 2020
ActualidadOpinión

¿Cuál es la política de seguridad de Ramallo?




La incorporación de 130 efectivos de la Policial Local en Ramallo parecía una buena noticia para la gestión Poletti. Pero la falta de programación y planificación, ese número lejos está de lo que se presenta en la calle. Las interrogantes crecen hacia el modelo de seguridad que el ejecutivo cree necesario para Ramallo.

 

La dirigencia política de Ramallo festejo el arribo de la Policía Local como una solución a un problema que no tiene claro. No hay ninguna estadística real y concreta sobre cuáles son las demandas en materia de Seguridad que padece Ramallo.

Policía Local, ¿para qué?

La Policía Local, gestionada por los concejales Roberto Borselli y un histórico conocedor de los vericuetos burocráticos del estado, Ricardo “Cacalo” Gorostiza, sentaron negociaciones para el arribo de los agentes, que rápidamente abrazo Mauro Poletti. Sin tener definido cuál es la matriz delictiva de Ramallo, la saturación policial parecía una buena noticia.

Esa saturación policial que tanto negocio el gobierno municipal, es hoy un dolor de cabeza. Desde diciembre los efectivos están listos para actuar en las 5 localidades del partido, pero solamente se ven en la ciudad de Ramallo afectados al “Operativo Sol”.

Sin chalecos, sin handies, ni lugar físico y sin un jefe todavía definido, los efectivos locales hicieron su debut recorriendo, a pie, solamente la zona de costa, la plaza José María Bustos y el centro de la ciudad. La Provincia todavía no completo el equipamiento reglamentario, ni envió móviles para su traslado.

El impacto visual que crea la ilusión de seguridad es lo único que pudo rescatar Poletti, quien todavía está a la espera de definiciones en torno a lo que pase en San Nicolás con el Cuerpo de Infantería y Bomberos de la Policía de Buenos Aires.

Por lo pronto la Policía Local no tiene una función definida, no tiene un jefe en funciones, ni tampoco un lugar de asentamiento. Son parte del paisaje visual de la ciudad cabecera que los presenta como un logro de gestión.

Plan de seguridad

Ramallo no tiene claro contra que enemigo pelea. No hay estadísticas concreta que puedan ilustrar cual es el patrón delictivo del partido. Y no hay justificación lógica para la incorporación de 130 policías locales, y la solicitud de abrir la inscripción de 150 más este 2017.

Hay realidades que no escapan a la media general, donde la cantidad de robos y hurtos están dentro de los estándares normales para una población que no llega a los 40 mil habitantes. Hay más actuaciones policiales por problemas familiares que por hechos de inseguridad real.

El tema de la droga enciende las alarmas, pero es una problemática que no se resuelve con presencia policial, sino con el estado. En lo que va de la gestión de Poletti, hubo una valoración del trabajo territorial con la implementación de los Centros de Integración Municipal, pero las políticas de juventud, cultura y educación están en falta. El municipio carece de programas culturales enfocados en los jóvenes que están en situación de riesgo, y si los tiene están poco difundidos.

Un rio de boinas azules

La Policía Local es una victoria para el intendente Mauro Poletti. La ciudad de Ramallo está inundada de boinas azules, que caminan las calles principales y la costa. Pero esa caminata no tiene un camino trazado. Son una atracción turística más de una temporada realmente muy pobre.

Los efectivos no tienen chalecos que los protejan, una medida de seguridad elemental y reglamentaria para su trabajo. Además no poseen radios, en caso de necesitar pedir apoyo o reportar algo, deben hacerlo telefónicamente.

Tampoco tienen un edificio donde asentarse. El conflicto por el predio del Radio Club refloto la idea de usar ese lugar como destacamento de la Policía Local, lo cual habla de la falta de previsión del municipio.

El intendente debe proponer un Jefe para la Policía Local. Éste debe ser aceptado por el Ministerio de Seguridad de la provincia, de la cual depende esta fuerza pública. Todavía no está la designación, ni siquiera se sabe el nombre del elegido. Quien está al cargo interinamente es la Directora de la Escuela de Policía, la subcomisaria María Luz Martín Quiroga.

  • Opinión
  • Destacada
  • INTERÉS GENERAL




    Desde el municipio informaron que continúan las obras de agua potable y cloacas en el…
    Don`t copy text!