Actualidad

Continúa la búsqueda de los tres tripulantes que faltan




Este caso conmociona a Ramallo y toda la región. Más que nunca las comunidades que bordean al Río Paraná, deben apoyar a estas familias abatidas por el dolor y desesperadas por darle una despedida formal a sus seres queridos.

 

 

Recordemos que el cuerpo sin vida de Víctor Salinas ingresó 12:25 del martes a la dependencia de la Prefectura de Ramallo, siendo una de las cuatro personas buscadas desde el lunes, tras perderse rastros durante el fin de semana. Cuatro vecinos de esa zona (dos mayores y dos menores) salieron a pescar el jueves y el sábado a la noche se perdió contacto con ellos. El lunes a la 1:00 de la madrugada, sus familiares hicieron la advertencia a Prefectura de Ramallo, que desde ese momento empezó con los rastrillajes, acoplándose personal de San Nicolás y San Pedro.

Especulan que el accidente se produjo en la zona conocida como la Boca de González, en el kilómetro 310.

Estos cuatro vecinos de la zona de Ramallo, tienen un rancho en la Isla y habían salido el jueves a pescar. La última comunicación fue el sábado a la noche, alrededor de las 21, donde uno marcó que tenían poca batería, pero les anticipó que regresarían a primera hora de la mañana del domingo, para cumplir con el acto eleccionario.

El martes monitorearon desde el aire con una avioneta y el miércoles se sumó un helicóptero, junto a los prefectos de San Nicolás, Ramallo y San Pedro. Lo que sí es evidente, que es una de las más importantes tragedias que involucra a nuestra zona, al ser cuatro personas desaparecidas y hasta el momento se localizó una. El pequeño de 11 años no ingresó en la zona del canal. Lo único que si localizaron es una bolsa de nylon con pertenencias personales de los ocupantes.

 

 





Don`t copy text!