Actualidad

Calle cortada por bailanta




Aunque nadie sabe bien para qué, la calle Canelo, establecida por ordenanza en el trazo vial del paseo del río, una de las arterias más importantes que cortan la calle principal del paseo por la ubicación geográfica y paso obligado de cualquier turista, se cortó para la construcción de un parador en medio de la calle, interrumpiendo el paso hacia la playa. Las calles están definidas por ordenanza y terminan, en el caso de la costa, en la playa, como medio de acceso público a la arena y al río, entre las zonas de paradores  concesionados para fines de servicios turísticos.

 

 

Ya hay una calle de bajada al rió bloqueada por tranqueras pertenecientes a Playa Blanca. Aun así, el acceso esta aunque no se pueda usar. Este caso es diferente al de la calle Canelo, que divide los predios donde están actualmente, a la izquierda mirando hacia el rio, el comedor “Lo de Cacho”, y del lado derecho, la plaza central del paseo, los baños públicos y hacia la playa, se encuentra el parador Barlovento. Es una de las únicas dos calles doble mano con cantero central en toda la costa, que terminan en la playa. Las demás son calles angostas sin cantero central.

 

La importancia de los accesos no solo está destinada para el ingreso de autos y pescadores en las zonas donde es posible, sino también para el ingreso de lanchas y móviles y/o los tráilers que necesitan bajar hacia el rio las motos de agua, jet sky, canoas, cayacs, botes, incluso los cuatriciclos permitidos. Este es el acceso obligado peatonal de los turistas, como también de las unidades de emergencia en los casos necesarios, los medios de  transportes para bienes y servicios que se adquieren para las playas, paradores o para las actividades náuticas y turísticas.

 

 

Todo esto se ve obstruido en el caso del permiso de esta calle, tal vez el acceso neurálgico mas importante a la playa, por la construcción de una estructura que se destinaria a una bailanta.  Lo raro del caso, es que no se prevean estas construcciones que visto desde afuera, es, como en el caso del cubo de hormigón, no del todo coherente, en el mejor de los casos.





Don`t copy text!