ActualidadImportantes

Abuelos: olvidados por la política.




Ramallo Informa visitó el hogar municipal de ancianos en enero y advertimos las condiciones en las que viven los más de 30 abuelos albergados allí. Una vez más comprobamos que decenas de promesas quedaron en el camino, pero cuando se trata de nuestros viejos, nuestros chicos (sobre todo en sectores más vulnerables), la ignorancia de la problemática de riesgos en la que están sumergidos nuestros jóvenes, y la salud en general de la población, suele ser los casos que generan más indignación. Aun así, en este caso, al estar los abuelos acompañados y contenidos por la dedicación sin obligación, de gente que los alegra, visita y acompaña, tal vez eso salve a la luz del ocaso de sus vidas, todas las demás postergaciones.

Establecer como fue la situación al momento del cambio, permitirá evaluar con mayor exactitud las observaciones sobre los avances o retrocesos que vendrán, críticas o elogios, que debamos abordar en el futuro.

Una visón optimista “Un poco de retraso”.

Nidia “Porota” Gómez, bocera de los más necesitados y de menos favorecidos, cuenta en esta nota cuáles son las condiciones en que esta el acilo.  “Hasta el momento hemos tenido un poco de retraso en las respuestas en lo edilicio. Este hogar es como una casa, cuando no se te rompe una puerta, se te rompe un picaporte y así con todo, siempre va a haber algún problema. Ahora tenemos serios problemas con los techos, las chapas están viejas, este hogar se hizo en la época de  Alejandro Ballester”, dijo Nidia Gómez. Acá debemos aclarar que los techos debieron ser reemplazados hace 2 elecciones atrás, por compromiso de la administracion anterior, momento en el que publicamos las fotos del deterioro del cielorraso en aquel momento. A la fecha, los problemas solo han ido en aumento.

 Insensibilidad expuesta vs esperanza.

Con respecto al espacio que hay, Porota indicó que “la parte nueva está, pero igual no alcanza. Agrandaron habitaciones, hicieron dos baños, todo muy, muy lindo pero no fue demasiado el arreglo. Uno de los problemas que tenemos en el verano es la poca sombra. El único árbol que teníamos delante del hogar, nos estaba destrozando los pisos con las raíces y  por eso lo tuvimos que cortar, aunque no terminaron de retirar el gran tronco que quedo. Tenemos la promesa de que nos van a hacer un alisado y nos van a colocar una media sombra, yo aunque sea quiero la media sombra para poder sacarlos.  Pero bueno, yo digo que lo edilicio sí es necesario para la comodidad, pero no serviría de nada que esté todo muy lindo y pintado si ellos están solos y todo el día sentados”. 

 {youtube}wkFIgJl4nYs|520|350|0{/youtube}

 

En la Perspectiva de Porota, lo más importante, es la contención de los abuelos, es lo que les salva su existencia y los diferencia entre pasar sus últimos días en un hogar o en un depósito. En definitiva, realmente es lo importante. 

El lugar de los últimos días de sus vidas.

Quienes venimos siguiendo el día a día de los funcionarios, no podemos dejar de subrayar la inmensa ineptitud de la gestión anterior que no fue capaces de sacar un tronco y las raíces, empeorando la situación, el piso quedo igual y ahora no hay sombra. Parece una cuestión menor, ¿verdad?… Pues no lo es.  No para los abuelos. Y solo bastarían tres minutos de cualquier ser humano que se acerque al geriátrico, para advertir lo relevante que es el entorno en que viven los abuelos, para su calidad de vida.

Se había prometido una parquización, sencilla económica pero eficaz a sus fines, pero que embellecería mucho el único lugar que ven los ancianos por el resto de sus días (salvado excepciones). El costo era insignificante. La anterior administracion del hospital y el geriátrico, no tomó tan minúscula decisión, demostrando una vez más lo lejos que estaban de la gente, y de lo verdaderamente importante. En su lugar perdían tiempo y dinero en discusiones por exceso de horas extras de empleados amigos, por dar un ejemplo.

Leé también  Covid-19: tres nuevos casos en Ramallo

“Lo humano es lo más importante”. No tienen reproches. Solo trabajo y voluntad.

Porota, volvió a rescatar lo humano:   “Valoro más el trabajo que estamos haciendo con el equipo, porque ellos están todo el tiempo haciendo algo, siempre en movimiento y ocupados en algo. Por supuesto que me gustaría que tengan mejores condiciones y más espacios para que estén cómodos, pero tienen que estar ambas cosas. Tanto lo edilicio como lo recreativo”.  Con estas palabras simples, Porota  demostró en la nota que por sobre todas las cosas, en su corazón abundan las ganas de ayudar y progresar. Si bien reconoció que hay problemas  edilicios ella en lugar de reprochar opto por reconocer el trabajo de quienes sí se preocupan por los abuelos.

En referencia a quienes ingresan y están alojándose allí, Porota expresó que “acá hay muchos abuelos que ingresan en situación de abandono, que vienen de otros lugares, que ingresan en forma judicial, que no son de Ramallo, pero como no tienen quien los cuide los traen acá; pero la mayoría son de acá de Ramallo”.

“Estamos tratando de armar nuevamente la comisión. Hay mucha gente interesada en formar parte de la cooperadora. Por el momento no está funcionando. Para formar una comisión necesitamos hacerla bien, con personería jurídica y todo. Andamos en eso porque hay mucha gente que normalmente viene a colaborar y está interesada  en formar parte de la comisión. Hay mucho interés en el hogar por parte de las nuevas autoridades. Yo creo que todos los sueños que tenemos se van a cumplir, solo tenemos que tener paciencia y saber que todos vamos a llegar a estas edades y si nos toca estar en este lugar nos gustaría que nos atiendan bien”, dijo Nidia Gómez al finalizar.

 Miserable administracion. La cruda verdad, otra vez.

Desde Ramallo Informa pudimos notar, en toda la recorrida por las instalaciones, los serios problemas de techos y humedad que hay en varias habitaciones. La última parte que se construyó durante el gobierno de Santalla está muy linda, pero de todas maneras SON SOLO DOS HABITACIONES Y DOS BAÑOS. El resto, el otro 80 o 90 por ciento del hogar (le llaman «la parte vieja») ESTÁ PRECTICAMENTE INHABITABLE.

Es duro pero es real. Sera incómodo para los que no hicieron su parte, y se lo merecen.  La indignidad y empujarlos a la enfermedad, pareció una meta, en varios escalones de funcionarios que pudieron y debieron hacer algo.  De hecho una habitación tuvieron que usarla de depósito porque se filtraba no solo la humedad, sino directamente el agua. La sola presencia de humedad empeora la salud de los abuelos, y es una constante en el edificio. Había instalaciones de luz en los pasillos que estaban sin terminar o mal hechas. Los baños viejos están en un estado deplorable, y tenemos que volver a publicar prácticamente las mismas fotos que enojaron hace 4 años a la administracion anterior.  Los baños no tienen puertas. Los abuelos que tienen que utilizarlo usan una cortina de puerta. Una ducha esta reparada a medias, porque dejaron todo los cerámicos rotos. La humedad es el mayor problema.

La indignidad a la que son invitados a vivir los abuelos es tan grande como la miseria de quienes no hicieron lo que debieron, contando con los recursos que fueron utilizados para amigos, sobresueldos, sobrefacturaciones y obras carísimas, y sin sentido.

 

 

 

 

 

 

  • INTERÉS GENERAL
  • Informes Especiales
  • Destacada
  • Importante




    Don`t copy text!