sábado, noviembre 16, 2019
Interés General

¿Cuánto sale estudiar una carrera universitaria?

Woman in cozy home wear relaxing at home with sleeping dog Jack Russel terrier, drinking cacao, using laptop, top view. Soft, comfy lifestyle.

Año tras año, la problemática de la continuidad de los estudios de los jóvenes se acelera al ritmo de los costos que deben enfrentar para poder lograr el tan ansiado título que les permita soñar con un futuro más próspero.

A lo largo de la historia de Ramallo y de otras tantas ciudades que no poseen universidad propia o cercana, llega el momento en el que los chicos salen del secundario y quieren ir por un título universitario. Pero en el cometido, deben evaluar los costos que eso implica o las alternativas a disposición.

Si bien las extensiones universitarias han acercado la posibilidad a muchos, sumado a la oferta pública cada vez mayor y potencialmente enorme cuando se termine el Centro Universitario de Ramallo, estudiar una carrera ha significado una titánica tarea que desalienta a más de uno y que se hace cuesta arriba, no sólo por el esfuerzo que implica sino también por lo económico.

Según Maximiliano Rodríguez, martillero de Villa Ramallo, alquilar un departamento en Rosario, uno de los destinos más elegidos por los ramallenses, “está en el orden de los 9 mil pesos, incluyendo expensas, alquiler y algunos servicios básicos”. Pero a esta cifra, hay que sumarle el dinero destinado a “vivir” (comida, viáticos, esparcimiento lógico) que duplica –cuanto menos- ese valor.

Sumado a esto, una carrera universitaria privada, si no se elige la pública, cuesta entre 5 y 12 mil pesos mensuales, haciendo inviable para la gran mayoría renovar las ganas de seguir creciendo profesionalmente.

En Villa Ramallo, existe una alternativa privada para estudiar cerca, sin la negativa carga del desarraigo ni los costos de vivir lejos de casa. Leticia Quadrini, de la Universidad Siglo 21 (una de las que más ha crecido en el último lustro en nuestro país, en infraestructura e innovadoras propuesta académica) aseguró que hay más de 40 carreras disponibles, con certificado oficial y con una modalidad que combina la capacitación online y la presencial (una vez por semana): “esto permite que el estudiante maneje sus tiempos y que muchos que dejaron porque cambiaron sus prioridades –con la llegada de un hijo o un cambio de trabajo- sigan adelante. Además, por la diagramación de las materias se puede arrancar ya, y no perder el año”, indicó.

“Delfina Pignatiello, que obtuvo medallas de oro en los últimos Panamericanos de Lima 2019 y que tiene una carga de entrenamiento tremenda, estudia la Licenciatura en Comercialización- Marketing, por ejemplo”, agregó Quadrini.

Además, hay una creciente oferta pública municipal que por el momento se dicta en el Parador, mientras que continúa la construcción del Centro Universitario que tal vez cambie para siempre aquel paradigma que para recibirse hay que irse de Ramallo.

Leé también  Piden que se cumpla la ordenanza de Pirotecnia Cero

 





En septiembre, las jubilaciones y pensiones van a subir un 12,2% pero el poder adquisitivo…