domingo, noviembre 17, 2019
Deportes

Los festejos del campeón

Foto: Todo Gol

Los jugadores y miembros del cuerpo técnico celebraron alocadamente en el vestuario y en las calles de Villa Ramallo un título que tuvo el condimento de una campaña asombrosa.

En los rostros del joven equipo de Pieralisi había “hambre”, esa ambición producto de una campaña que comenzó con resultados adversos pero con una idea clara de juego y con la mirada puesta en el potencial del plantel.

“Los pibes” del Elefante llegaron a la final con Regatas después de un Apertura en el que lograron dar vuelta ese inicio errático con 10 victorias consecutivas, incluidos dos clásicos ganados. A pesar de que en la última fecha el destino los obligó a jugar un partido más para llegar a la final (Belgrano le robó el segundo puesto de la general), supieron sacar la fuerza suficiente para encontrar el lugar que por derecho y buen juego se merecían.

Y en la final de este domingo, los jugadores dejaron de lado la rica historia de 18 títulos que los antecedían, también el récord de 46 goles a favor y 13 en contra, la valla menos vencida (Boreán fue un gran responsable de esta consagración) y la racha de 12 victorias, 2 empates y 3 derrotas para recuperar la corona tras cuatro torneos con decepciones.

La Copa volvió a Ramallo: Defensores campeón

En la pegada de Genaro Cepeda, que no había marcado ni un gol en todo el campeonato, quedó cristalizado un trabajo en equipo donde todos tiraron para el mismo lado y donde la figura fue el grupo.

Leé también  Liga Nicoleña: Defensores defiende el título en la Liguilla

Los autores de los 46 goles

Domenech resultó el goleador de la campaña con 8 goles, seguido por Malinauskas, Villalba y Campiotti con 6, Gómez con 5; A. González, 3; Cabral, L. González, E. Martínez y Maggiori, 2 cada uno; Franza y Bordes también anotaron pero 1 solo.





CAME (Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa) manifestó su apoyo a…