Inicio Política Concejo Deliberante: ¿Vacaciones hasta fin de año?

Concejo Deliberante: ¿Vacaciones hasta fin de año?

Los tiempos del Concejo Deliberante son cansinos y desconcertantes. La última sesión es un reflejo de esta situación, ante las discusiones pendiente de la sociedad, la mediocridad que debate su cuerpo es alarmante.

El día después de la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante se escucharon fuertes quejas desde distintos ámbitos del ejecutivo. En esa sesión debían debatir un proyecto fundamental para el arribo de inversiones al partido de Ramallo. Ese proyecto era el de la creación del Polo Tecnológico, en los terrenos que posee la Municipalidad frente a la portería 1 de Siderar, donde funcionaba la Escuela de Policía.

Este proyecto abría la puerta a una nueva matriz productiva, donde era necesario generar un espacio territorial para que se radiquen empresas que estimulen el flujo de conocimiento y tecnología, entre las carreras universitarias que el ejecutivo trajo a Ramallo, instituciones de investigación, empresas y un nuevo mercado. Lo más complejo estaba resuelto, era el lugar.

Por otro lado, la creación de un Polo Tecnológico en Ramallo, era una propuesta innovadora, salir de la matriz productiva que hoy cuenta nuestro distrito, para convocar a empresas que inviertan nuevas tecnologías, producción y generación de energías limpias y renovables.

Ese debate no se dio. Los concejales prefirieron, una vez más, no estar a la altura de las circunstancias. Enviaron el proyecto a comisión, y otra vez se dilata su aprobación.

Justificar el sueldo de agosto

Los concejales sesionan cada 15 días, solamente dos veces por mes. Esta sesión era la primera del mes de agosto, es decir que fueron para justificar el 50% de su sueldo. Durante la sesión solo trataron un acta, dos minutas de comunicación pidiendo que “se reparen calles y un caño”, un proyecto de cambio de nombre a una calle, aceptaron una donación de 40 mil pesos, nueve renovaciones de contratos de personal en el Hospital y una modificación de artículo de una ordenanza aprobada la sesión anterior. Demasiado poco, para ser funcionarios bien pagos.

Leé también  Reconocimientos en el Concejo a los ganadores de los Juegos Bonaerenses

De esta manera, tratando tan solo estos temas, los 16 concejales se aseguraron la asistencia a la primera sesión, y el 50% del sueldo. Ahora, hasta dentro de 15 días más no se volverán a ver las caras.

Los tiempos del Concejo, difieren mucho del Ejecutivo. La faceta proactiva del Intendente Poletti pone en evidencia la falta de voluntad y compromiso de los concejales, propios y ajenos.

Mezquindades

La oposición a Mauro Poletti dentro del Concejo jugo durante todo el año a poner palos en la rueda al intendente. Sin lograr sacar un redito concreto a las dilaciones que, constantemente, mantuvieron en el tratamiento de temas complejos (caso Moviport y COUT). Hubo una manifiesta preocupación en querer dañar al Ejecutivo, antes que proponer una alternativa.

De todas formas, no solo la oposición opero contra Poletti, desde el seno del Frente para la Victoria también contribuyeron a este panorama. La falta de consenso, de debate y convencimiento, ayudo a que todavía estos temas estén pendientes.

La mezquindad política es el fiel reflejo que hoy emana el Concejo. No hay debate, no hay propuestas, no avanza y le da la espalda a los temas complejos que demanda la sociedad.

En medio, la campaña. Una campaña política para renovar a este cuerpo. Todo indica que la actual composición del Concejo Deliberante esta desentendida de los asuntos que le competen. Este letargo erosiona el desarrollo de la comunidad y amplifica el malestar social, que hoy sobrepesa a toda la clase política.

Si al menos fueran sinceros, deberían pedirse vacaciones hasta diciembre. O resignar sus bancas, que poco honor le hacen.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *