Inicio Política Cambiemos va por las autoridades del Concejo

Cambiemos va por las autoridades del Concejo

La victoria opositora en las últimas elecciones dejan al Bloque de Cambiemos con mayoría automática en la conformación del nuevo Concejo Deliberante. Esta disposición también se dará en la presidencia y en la secretaria del cuerpo. Además se vienen cambios en las secretarias y oficinas de bloque.

Cambiemos, con Gustavo Perie a la cabeza, ya demostró su intención de ocupar los puestos expectantes: presidencia del Concejo, secretario y oficina del bloque.

La presidencia

El cargo de presidente del bloque impone una condición importante para las votaciones reñidas, el voto vale doble a la hora de desempatar. Además es quien lleva adelante la sesión y el orden del día.

Hoy ese cargo lo ostenta Ricardo Belos, quien forma parte del oficialismo. Desde Cambiemos anunciaron que irán por la presidencia del Concejo, pero dejaron entrever que no será Perie quien lo ocupe.

Por eso creció fuerte el rumor de que Soledad Agotegaray o Sergio Costoya podrían llegar a ocuparlo.

La secretaria

Actualmente la secretaria del Concejo es Sandra Poletti, pero sería desplazada para que la fuerza mayoritaria ocupe ese lugar. En un primer momento se pensó en un personaje fuerte del radicalismo y con experiencia en el manejo del Concejo Deliberante: se trataría de “Fifa” Urquiza.

Junto con Urquiza, también suenan los nombres de Marta Oliveros, Secretaria General de SOEM, o la radical Diana Coceres, aunque la danza de nombres es interminable.

Leé también  Los concejales se comprometieron a recibir a los Asambleístas

También se debe renovar quien será el secretario de bloque de Cambiemos. Ese cargo lo tenía Sergio Costoya, pero fue electo concejal y queda vacante. Rápidamente el radicalismo le puso nombre al sucesor: seria Daniel Sbuttoni. Pero no contaría con la aprobación del ala PRO de Cambiemos.

Quiero tu oficina

Hoy en día, en el primer piso donde funciona el recinto, el bloque del FPV ocupa la oficina principal. Históricamente el cuerpo de concejales oficialistas ocupa ese recinto, pero Cambiemos sostiene caprichosamente recuperar ese lugar.

La intención es que el bloque peronista se relegue al recoveco que está en el último pasillo del último piso del municipio donde está la oficina de Cambiemos. Una devolución de gentilezas.

Más allá del tironeo por las oficinas, actualmente los bloques que están representados en Concejo Deliberante tienen lugares físicos para reunirse en pésima condiciones. Algunas oficinas no cuentan con mobiliario, teléfono, computadoras o acceso a internet. No tiene sillas, mesas, escritorios o bibliotecas. Las oficinas de los bloques tienen condiciones denigrantes y no están a la altura de lo que representa el poder legislativo municipal.

Esta desidia es un ejemplo más del ninguneo que viene presentando el Concejo Deliberante a la importante labor que significa semejante envestidura.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *