Inicio Perspectivas Opinión: “Jubilaciones en peligro”

Opinión: “Jubilaciones en peligro”

Por Elvio Zanazzi – Concejal Frente para la Victoria.

El intento del gobierno de Macri de armonizar las cajas previsionales apunta a que el gobierno nacional se quede con el jugoso tesoro de un Instituto de Previsión Social (I.P.S.) de la provincia de Buenos Aires, que tiene SUPERÁVIT.

El gobierno nacional presiona a las provincias que no transfirieron sus cajas previsionales a la Anses, entre ellas está la Provincia de Buenos Aires, cuya Gobernadora María E. Vidal, es mano derecha de Macri.

Al I.P.S. aportan más de 2.500 trabajadores/as del Partido de Ramallo, entre docentes, policías, empleados del servicio penitenciario, municipales y oficinas provinciales, como el Registro de las personas y los empleados de Arba. A su vez, los jubilados y pensionados del I.P.S. tienen MOVILIDAD JUBILATORIA. Es decir: cada vez que hay aumentos salariales para los trabajadores activos, se trasladan en forma AUTOMÁTICA a los pasivos. Si el IPS “armoniza” como quiere el Presidente Macri, con Anses, ese beneficio de movilidad lo pierden inmediatamente los jubilados y pensionados estatales.

La armonización implicaría para los trabajadores/as estatales una disminución en los haberes jubilatorios, ya que la homologación con el Sistema nacional de jubilaciones y pensiones, promueve la pérdida de parámetros con los cuales actualmente se calcula la jubilación por el I.P.S., reduciendo en forma drástica tales beneficios.

La armonización de las cajas previsionales desnuda el ya anunciado plan de ajuste delgobierno de Macri. El mismo Presidente, en sus anuncios posteriores a la triunfante elección, nos informó con entusiasmo la eliminación de las dos movilidades anuales para los jubilados/as y pensionados de Anses, pasando a ajustar los futuros aumentos según el índice de inflación. E instantes después habló del flagelo de la inflación y del esfuerzo que hará el gobierno para bajarla. Es decir: elimina las 2 movilidades, las cambia para aumentar según inflación, y al mismo tiempo su gobierno hará un gran esfuerzo para bajar la inflación. Conclusión: El ajuste también vino para los jubilados. Habrá poca inflación, entonces no habrá aumentos. Esta película la vimos con Menem. Pero ahora vienen por más.

Para ese saqueo, necesita el gobierno disciplinar a las provincias. Y de paso se quiere llevar una caja como el I.P.S. que tiene mucha plata, es superavitaria, y pertenece a los trabajadores, y les baja el ya diezmado salario a los jubilados y pensionados estatales de la provincia.

Esto afectará a más de 2.500 trabajadores/as de Ramallo. Y a todos los jubilados del I.P.S. Es tan grave como el escandaloso anuncio de regular los aumentos jubilatorios por índice de inflación. Estas medidas pretenden ajustar, disciplinar, regular para abajo. Algunos alzamos la voz desde el Concejo Deliberante de Ramallo, otros desde sus gremios. Deberían aparecer otras voces pidiendo a la Gobernadora Vidal –que hasta ahora ha mantenido silencio- que la provincia de Buenos Aires NO adhiera a esta ley, y pidiéndoles a los legisladores provinciales que recojan el guante y defiendan a los trabajadores estatales.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *