Inicio Noticias La memoria no se corre

La memoria no se corre

La Comisión Provincial por la Memoria expresó su rechazo ante la firma del decreto del presidente Mauricio Macri donde se permite mover los feriados del 24 de marzo, Día Nacional de la Memoria por la Verdad y Justicia, y del 2 de abril, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. Entienden que son días emblemáticos de nuestra historia reciente cuya memoria es base para la construcción de nuestra democracia.

 

A continuación el comunicado completo:

Fijos en la historia, inamovibles en el calendario

La Comisión Provincial por la Memoria expresa su rechazo ante la firma del decreto nacional 52/2017 donde se permite mover los días  no laborables del 24 de marzo, Día Nacional de la Memoria por la Verdad  y Justicia, y del 2 de abril, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. Ambas fechas fueron definidas como feriados inamovibles por leyes votadas por mayorías parlamentarias en tanto se consideran días emblemáticos de nuestra historia reciente cuya memoria es  base para la construcción de nuestra democracia.

La gestión del pasado por parte del estado no es una cuestión menor, da cuenta de los profundos sentidos que se le asignan a los hechos históricos de cara al presente y al porvenir. Los nombres de los espacios públicos y los feriados nacionales, marcan lo que se decide como recordable colectivamente en el marco de la edificación de la comunidad nacional y también del proyecto de sociedad imaginada.

La incorporación de dos fechas asociadas a un pasado aciago al que se recuerda para que no vuelva a repetirse ha roto con lo que suelen constituir a las efemérides: que celebran el pasado, lo festejan, lo recuerdan para honrarlo. Son dos fechas que remiten a la reflexión, a la incesante pregunta de cómo han podido suceder los crímenes más horrendos perpetrados por el estado: la tortura, la desaparición, la guerra, la muerte. 

Leé también  El Hospital Gomendio incorporo una incubadora de terapia intensiva

En esta dirección, su institución como feriados nacionales inamovibles da cuenta de la referencialidad que la sociedad le asigna a ese pasado como faro para el futuro, como lección a las nuevas generaciones, como pregunta abierta que interpela cada presente.  Han sido fechas de ruptura, de perplejidad ante lo que hemos sido y sobre todo fechas que marcan las ausencias de las víctimas que esos hechos produjeron: los 30000 desaparecidos, los 634 muertos en la guerra de Malvinas. Estas fechas han sido inscriptas en las efemérides como actos de reparación.

Por eso no son días de descanso, son hitos que se marcaron en el calendario por sus significados. Son inamovibles como feriados porque son referencias emblemáticas en la cronología de nuestra historia: no pueden pasarse a otro día.

Cambiarles el carácter es quitarles jerarquía y valor como emblemas de aquello que no queremos que ocurra nunca más y en ese sentido, es banalizar la memoria. Por ello exigimos al gobierno nacional que vuelva atrás con esta decisión porque no podemos retroceder ni un  paso en el camino de la Verdad, la Justicia y la Memoria.

  • Reflexiones

    Dejá un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *